¿Si pudieras cambiar algo del pasado qué sería?

Nada. Todo lo que me ha pasado es lo que ahora soy. Estoy sumamente feliz y satisfecha y con muchas ganas de vivir. Me encanta vivir la vida cada momento. Tal vez -como crecí en una familia muy tradicionalista y conservadora- intentaría vivir si tanto tabú a más temprana edad, pero bueno, no me tocó.

¿Pensaste que tu vida sería diferente a lo que es ahora?

Tuve una familia hermosa. La otra vez una amiga me decía que por qué estaba tan melancólica pensando que ya no está mi mamá, mis tías y que me siento sola. Mi amiga me decía que había sido muy afortunada en tener eso. Puedo presumir que tuve una familia de cuento y muy feliz, quizás a los 20 años pensaba que me iba a casar y a tener hijos y que iba a ser una señora normal y tradicional porque me lo metieron mucho en la cabeza. Pero en realidad siempre fui muy inquieta y me gustaban los deportes extremos, desde entonces quería ser veterinaria de animales salvajes, no sé, quizás algún día creí que sería diferente, pero la verdad estoy feliz de que es lo que es. No me arrepiento de nada.

 

Entrevista publicada en el mes de Mayo en la revista Kena.

 

Comparte tu opinión