Los beneficios del vino tinto son cada vez más sabidos, esta bebida no es necesariamente «fiestera» además tiene propiedades para la conservación de la salud como ninguna otra, se recomienda una copa al día… sobre todo para las mujeres que pasamos los 30.

 

Una copa regularmente sirve para

 

  1. Gracias a su potente antioxidante, el resveratrol, que se encuentra en cantidades abundantes en la cáscara de la uva, se le han comprobado propiedades antienvejecimiento a nivel celular, que evidentemente se notan.
  2. Otros estudios demostraron que activa y conserva «cuerda» nuestra mente, una copa previene enfermedades degenerativas del cerebro y algunas demencias.
  3. Contrario a otros alcoholes, éste ayuda en la pérdida de peso ya que activa un gen que impide que se formen nuevas células grasas así como la actividad de depuración y posterior desecho de las existentes.
  4. Salud bucal; sirve como astringente de encías y paladar evitando infecciones, gingivitis y mal aliento. Eso sí, en la blancura de tus dientes, no es el mejor aliado. Pero la comida sabe más rica gracias a esta copita.
  5. Liberar endorfinas, las encargadas de las benditas sensaciones de relax, bienestar y alegría. Otro estudio en España demostró que la gente lo consume (poco pero constante) es menos propensa a desarrollar depresión.
  6.  Es súper rico en Vitamina E, asociada en la salud cardiovascular, ya que «lava» nuestra sangre y sus conductos… tu  corazón te lo agradecerá obviamente. Según otros estudios también evita la formación de coágulos gracias al ya mencionado resveratrol.7. Los productos químicos en la cáscara y las semillas reducen los niveles de estrógenos y aumentan la testosterona, lo cual para las mujeres atravesando la pre menopausia se traduce en un menor riesgo de desarrollar cáncer de mama.

    ¡Entre muchos beneficios más !

#RECOMENDACIÓNKENA :

Ligero para esta época de calor

Reservado, una de las marcas de Viña Concha y Toro, acaba de lanzar una nueva línea: #ReservadoSweetRed, un blend tinto frío y refrescante con un toque dulce y ligero, súper fácil de tomar (sobre todo ahora que el calor está a todo lo que da).

¡Etiqueta maravillosa!

Lo interesante de esta línea, es la innovación detrás de su etiqueta, ya que al enfriar el vino hasta su temperatura ideal de 7°, ésta cambia de color, indicándote que está listo para servirse.