Lo más importante para el crecimiento y desarrollo de tu bebé es la alimentación que tiene desde el primer día de nacido. Es una gran incertidumbre saber cómo lo estamos haciendo y más si es el primero.

Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés), la alimentación es la base de la supervivencia, la salud y el desarrollo de los niños, ya que quienes llevan una buena nutrición, están mejor preparados para crecer, aprender y adaptarse a su entorno.

Hoy sabrás cómo se hace, y cuáles son todas las recomendaciones pertinentes. Te compartimos algunos consejos de lo que los bebés pueden comer en cada etapa. 

Alimenta a tu bebé ¡sanamente!

  • Durante los primeros 6 meses de vida, un bebé solo necesita lactancia materna.

La leche materna es el alimento ideal para los pequeños menores de 6 meses, ésta contiene todos los elementos nutritivos que necesita para su crecimiento y desarrollo, así como las sustancias que lo protegen contra infecciones.

Solo en casos excepcionales en los que la lactancia materna no se puede llevar a cabo, existen alternativas de nutrición, como fórmulas infantiles que pueden ayudar con su nutrición. Recuerda que estas solamente las debe prescribir su pediatra y debe tener una razón justificada para indicarlas.

  • A partir de los 6 meses de vida, los bebés pueden comenzar con “probaditas”.

En esta etapa, la lactancia materna aún es esencial, sin embargo el bebé ya está listo para comenzar la alimentación complementaria, es decir, la transición a la dieta sólida. Puede probar una fruta o verdura diferente a la vez, cada dos o tres días, de acuerdo a la recomendación del pediatra.

Es preferible que los nuevos alimentos se preparen sin agregar sal, azúcar u otros condimentos.

  • De los 8 a los 12 meses de edad el bebé está listo para ingerir carne.

Esta fase es ideal para que el niño comience con la ingesta de carne, ya sea deshebrada, finamente picada o molida.

Esta se puede introducir paulatinamente, un nuevo tipo de carne por semana, en porciones de tres o cuatro cucharadas. 

Los tamaños de las porciones de frutas y verduras pueden aumentar también, de tres a cuatro cucharadas, cuatro veces al día.

  • Al año de edad, se comienza a incluir al niño en la dieta familiar.

El niño a esta edad ya obtiene gran parte de sus requerimientos nutricionales de las carnes, frutas, verduras, panes, granos, etc. Cada porción se le pueden dar en trozos pequeños. También es opción, incluir alimentos para niños de corta edad elaborados a base de leche ya que ayudan a complementar su nutrición.

Los nuevos alimentos que tu bebé ingiera, tienen diferentes vitaminas que contribuyen a que su crecimiento y desarrollo sean los óptimos.

La alimentación durante los primeros 1000 días de vida es fundamental; es por esto que no debes descuidar ni un segundo cada bocado que tu peque se lleva a la boca.

Información sugerida por: Nutricia 



LEER MÁS SOBRE: EN CASA CON LOS NIÑOS: ¡DIVERSIÓN SIN FALLA!

Comparte tu opinión