Obesidad e infertilidad: ¿relacionadas?

¿La fertilidad podría ser un resultado de la obesidad? Si padeces obesidad y no logras salir embrazada o embarazar a tu pareja, este post te despejará de algunas dudas.

Datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino (ENSANUT 2016), arrojó que en México el 75,6% de las mujeres mayores de 20 años vive con sobrepeso, lo que refleja la existencia de problemas endocrinólogos estrechamente relacionados con la infertilidad.

El Dr. Kiyoshi Arturo Macotela, Médico Cirujano Ginecólogo y Director General de Clínica de Reproducción UMARE, señala que la obesidad o sobrepeso es un problema generalizado que  además de afectar la apariencia y la salud emocional de las personas, incide en problemas sobre el funcionamiento general del cuerpo (fertilidad en este caso).

Obesidad en hombres y mujeres: fertilidad en juego

“Adicionalmente al panorama negativo, la fertilidad en hombres y mujeres también se ve seriamente afectada: en las mujeres, por un lado, la obesidad se asocia a una alteración hormonal que puede incidir en la concepción y en el desarrollo de un embarazo sano. En los hombres, un estado inadecuado de los espermatozoides, entre otros.”

El Dr. Macotela explica que “las mujeres que padecen obesidad son más vulnerables a desarrollar infertilidad, incluso hasta tres veces más que una mujer con un IMC (índice de masa corporal) saludable. Lo que prolonga el periodo de fertilización, aún con tratamiento de reproducción asistida”.

 En este sentido, se puede afirmar contundentemente que la obesidad está asociada con la infertilidad, alterando mucho más aun los desórdenes hormonales y los niveles de insulina.

Cada persona es diferente y cada proceso es distinto, pero lo que es importante tener en cuenta es que, si una pareja no se cuida y durante un año no se logra salir embarazada, pues debes acudir al médico. Puede ser que algo no ande bien y, en caso de obesidad, es lo que podría estar interfiriendo en la búsqueda de un bebé. 

Información sugerida por: Umarre


LEER MÁS SOBRE:¿SERÁ QUE PUEDA EMBARAZARME? HABLEMOS DE MITOS

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos @KENArevista!

Acompáñanos en nuestras redes sociales y no te pierdas ninguna nota de KENA.