Empezar un negocio desde cero es todo un reto; no existe un método para que todo salga perfecto y fluya, simplemente por el hecho de que es un camino sin recorrer y no sabes lo que te espera más adelante.

Por: Romy Gutman, socia fundadora de Helado Obscuro.

Desde el inicio de Helado Obscuro hubo dificultades, experiencias que te suman, problemas que te hacen sudar y te sacan canas y otros que te hacen llorar o querer tirar la toalla, pero todos ellos me han dejado aprendizajes para seguir adelante y con la frente en alto.

Pensaban que era una mala idea, que me iba a ir mal. ¿Quién quiere un helado con alcohol? Ni en los bares toman helado ni en las heladerías cócteles.

El primer muro con el que me topé fue que, en un principio, la gente se cerraba ante el concepto de la marca: helados con alcohol. Pensaban que era una mala idea, que me iba a ir mal. ¿Quién quiere un helado con alcohol? Ni en los bares toman helado ni en las heladerías cócteles. La gente suele cerrarse ante ideas nuevas, se espanta ante lo desconocido, pero justamente son las ideas nuevas las que vienen a crear, a cambiar y a transformar nuestra realidad. Poco a poco, la gente fue probando los helados y con eso bastó para que otros se animaran y dejaran sus prejuicios de lado. Problema resuelto.

Otra piedra en el camino fue la dificultad de que los helados quedaran bien. El alcohol no se congela, yo ni sabía cómo hacer helados cuando me decidí a emprender esto, así que empecé haciendo las recetas desde cero. Al principio nos quedaban duros o se cristalizaban, o se separaba la mezcla, pero si no te sale bien a la primera hay que seguir intentando. Seguimos probando con distintas recetas, ingredientes y métodos; la calidad fue subiendo, pero esto nunca termina, siempre buscamos la forma de mejorar nuestros productos y siempre van a existir nuevas técnicas, equipos y conocimientos que nos permitan seguir perfeccionándonos.

Armar un buen equipo con el que tengas una muy buena comunicación, saber quién es responsable de cada área, poder delegar y estar ahí resolviendo los problemas que vayan emergiendo

Después llegaron las complicaciones de operar sucursales: permisos, licencias, contratación y manejo de personal, gastos y desgastos… Aquí lo importante es estar bien organizados: armar un buen equipo con el que tengas una muy buena comunicación, saber quién es responsable de cada área, poder delegar y estar ahí resolviendo los problemas que vayan emergiendo. No puedes tener un negocio y desaparecerte, porque en el momento en el que lo descuidas es cuando surgen más problemas. Todo el tiempo hay cosas que resolver, pero vamos obteniendo la experiencia que nos ayuda a tomar mejores decisiones y evitar catástrofes.

Tomar esa decisión conlleva muchas cosas. ¿Por qué ahora? ¿Cómo lo vamos a hacer? ¿Qué tanto implica?

Llevamos ya siete años con la marca y ahora estamos dando un paso muy importante; estamos por dar el salto de lo artesanal a lo industrial. Simplemente el hecho de tomar esa decisión conlleva muchas cosas. ¿Por qué ahora? ¿Cómo lo vamos a hacer? ¿Qué tanto implica? Es importante estar muy bien informados y analizar todas las opciones antes de tomar una decisión. Nuestra fábrica había llegado a un máximo de capacidad y ya no podíamos seguir expandiéndonos, eso fue lo que definió el ahora. El cómo surgió cuando estábamos planeando la construcción de una nueva fábrica, más grande, que tuviera mayor capacidad de producción; íbamos a endeudarnos y a ver cómo conseguíamos la inversión. Estudiamos también la opción de buscar quien nos maquilara nuestro producto. Ahora tenemos la solución ganadora, que no es ni la construcción de una nueva fábrica, ni mandar a maquilar nuestros sabores; no les puedo contar de este nuevo proyecto – porque todavía no es oficial-, pero les puedo decir que estamos muy contentos con la solución y ahora tendremos capacidad de producción para seguir expandiéndonos no sólo en México, sino también en el extranjero.

 ¿Qué pasará después?, no lo sabemos, seguiremos aprendiendo en el camino. Sabemos que va a haber problemas, complicaciones, pero las herramientas para resolverlos cada vez están más a la mano. 

Lo que siempre he tenido claro, desde el principio, es que quiero llevar sonrisas en forma de cono a todos los rincones y teniendo una visión clara y concisa es más fácil resolver las dificultades que se te presentan.

Junio: especial de Empoderamiento laboral. #YoEmprendedora

 

 

Comparte tu opinión