Su talento como diseñadora de modas y su buen gusto al vestir han hecho brillar en la Fashion Week de París a esta joven representante de la dinastía Chakri.

Princesa Sirivannava. Imagen vía prestigeonline.com

Princesa Sirivannava. Imagen vía prestigeonline.com

Su padre es uno de los príncipes que más escándalos ha dado a la prensa, por lo que sufre de una fama negativa dentro de su país. Pero ese no es el caso de Sirivannavari Nariratana, quien ha demostrado no solo tener un grandioso gusto a la hora de vestir, sino que también un profundo amor por disciplinas deportivas como el ciclismo y bádminton.

 

No tienes ni idea de la gran cantidad de estilos que puede llegar a vestir esta chica, pues no teme usar las últimas tendencias de los grandes diseñadores, como Chanel y Dior, que son sus favoritos. Alguna razón tiene que haber para que se insinúe que su colección de zapatos iguala a la de la icónica Carrie Bradshaw.

 

Sirivannavari en la casa Dior. París. Imagen vía Resize-parismatch.lamediafr.fr.

Sirivannavari en la casa Dior. París. Imagen vía Resize-parismatch.lamediafr.fr.

 

Princesa de Tailandia

 

Nació en Bangkok, el 8 de enero de 1987. Y en definitiva desciende de una de las familias más antiguas de Tailandia, con un origen que se remonta al siglo XVIII; tiene cuatro hermanos mayores. Cuando sus padres se separaron en 1996, la madre se llevó a todos sus hijos a vivir a Londres, pero un año después el príncipe hizo que Siri regresara al palacio Real, en Tailandia, donde ha vivido hasta la fecha.

Imagen vía prestigeonline.com

Imagen vía prestigeonline.com

 

 

 

 

Bienvenida a París

 

¿A qué se debe su popularidad en los últimos años? Sencillo: a su notoria participación en el mundo de la moda y su buen gusto al vestir.

 

Sirivannavari se graduó en diseño de moda y textil en la Facultad de Bellas Artes y Artes Aplicadas de la Universidad de Chulalongkorn. Desde entonces ha estelarizado distintas pasarelas, como diseñadora principalmente, aunque también algunas veces como modelo. En 2007 fue invitada por el diseñador Pierre Balmain a presentar su propia colección en París, donde mostró una colección inspirada en su abuela, titulada Presence of the past. Esta colección encarnó una feminidad avant-garde con un toque masculino implícito, muy sutil. Los outfits casuales ready-to-wear y los vestidos de cóctel cortos, eran una mezcla entre la modernidad y la elegancia tradicional tailandesa.

 

En 2008 fue catalogada por la revista Forbes como una de las 20 jóvenes “más calientes” de la realeza.

 

Más tarde creó una colección de 700 piezas, las cuales estuvieron a la venta en una boutique de su propiedad, ubicada en uno de los centros comerciales más granes de Asia: Siam Paragon, en Bangkok. Su estilo triunfó por los elementos futuristas, los vestidos péplum y los pantalones acampanados con efecto metálico.

 

Como ella misma informa en su cuenta personal de Facebook, la exitosa carrera profesional de Sirivannavari cuenta con experiencias en administración de moda con las firmas Armani, Salvatore Ferragamo y Bulgari, todas en Italia, durante el 2009; y en diseño de modas con grandes firmas como Christian Dior, Salvatore Ferragamo y Bulgari, en 2010.

 

Sus más notorias apariciones han sido durante el 2015, cuando fue el foco de atención por sus outftis. Destacó especialmente en la Fashion week de París, si bien se le pudo ver en todas las semanas de la moda.

 

BLACK - Princesa de Tailandia - REALEZA - AGOSTO - Vía3.bp.glogspot.com

WHITE - Princesa de Tailandia - REALEZA - AGOSTO - Vía Pixel.nymag.com

 

 

 

 

 

 

 

Lee el artículo completo en nuestra mensual de agosto.

Comparte tu opinión