Cada día hay más leyes y organismos que se dedican a la prevención de la violencia de género.  Sólo en los Estados Unidos, cada nueve segundos una mujer es golpeada o atacada. 

Las imágenes de la brutal paliza que un desconocido le dio a la joven Andrea Puerta en el metro de Miami le dieron la vuelta al continente. “A cualquiera le pudo haber pasado”, expresó la colombiana de 27 años. La agresión quedó documentada por las cámaras de seguridad. Andrea estaba sola en la esquina de un vagón, cuando entró un hombre de casi 2 metros de alturas quien, sin mediar palabra, comenzó a golpearla salvajemente. Pero la historia no terminó allí.  Minutos después, otras dos mujeres fueron víctimas del mismo agresor. La policía logró detenerlo y sólo un “I’m sorry” logró escuchar Andrea.

A esto se le conoce como “violencia de genero” y son las mujeres las más afectadas.

¿Cómo se diferencia la “violencia de género” de los casos que ocurren diariamente en el seno del hogar? 

NO a la VIolencia
1 de cada 3 mujeres ha sido víctima de violencia doméstica.

En ocasiones, las denominaciones del maltrato nos llevan a la confusión. Violencia doméstica y de género NO es lo mismo. 

La violencia doméstica, es la que se produce en el hogar y la puede ejercer y/o sufrir cualquiera de los miembros de una familia.  En cambio, la violencia de género es aquella que se produce contra la mujer “por el simple hecho de serlo”.  El caso de Andrea es un claro ejemplo de lo que significa la violencia de género.

Durante los últimos 50 años, los actos de violencia contra la mujer ha sido objeto de profundos estudios en la sociedad. Cada día hay más leyes y organismos que se dedican a su prevención.  Sin embargo, las estadísticas siguen siendo desalentadoras.

1 de cada 3 mujeres, ha sido victima de violencia doméstica y en los Estados Unidos, cada nueve segundos una mujer es golpeada o atacada. 

Mi intención al escribir este artículo es hacer un llamado sobre la importancia de denunciar cualquier forma de violencia.  Sea doméstica, de género, de raza, credo o clase social. 

Existen líneas y grupos de ayuda que resguardan la identidad de la mujer:

En cuanto la violencia de género, como el caso de Andrea Puerta, si has sido víctima de maltrato de cualquier tipo (físico o psicológico) debes denunciarlo a la mayor brevedad ante cualquier organismo de seguridad.  Recuerda que cada uno de estos procesos cuenta con el aval de no revelar tu identidad y que, como sociedad, debemos ser vigilantes y hacer respetar los derechos humanos que TODOS tenemos por igual. 

Comparte tu opinión