¿Cuál fue el primer desnudo en el cine? ¿Cómo tomó la sociedad este primer paso hacia la revelación cinematográfica? Conoce todos los por menores sobre los primeros desnudos en la pantalla grande.

Un escándalo total

Fue en el año 1915 cuando George Foster Platt dirige Inspiration, protagonizada por Audrey Munson. Joven estadounidense de 24 años, quien fue la primera actriz en convertirse en toda una súper modelo y mostrar su torso desnudo en cine. De hecho, dicen que más de 15 de las estatuas de edificios emblemáticos de Nueva York son de ella.

¿Habrá sido fácil para la sociedad este impacto en las grandes pantallas? Evidentemente no. Esto fue mal visto por la implacable moral que imperaba en aquella época y que conste que no era una película pornográfica.

Dado tal escándalo, tuvo que pasar exactamente 20 años para que los espectadores pudieran ver la producción de una mujer que posaba para despertar la inspiración de un escultor, interpretado por Thomas A. Curran.

Audrey Munson

Primer desnudo escandaloso e integral de la historia cinematográfica

A pesar de que Munson fue la primera actriz en mostrar su cuerpo al desnudo en las pantallas del cine, la austriaca Hedy Lamarr, fue quien tuvo el coraje de aceptar el papel con el desnudo más escandaloso e integral de la historia del cine comercial.

Éxtasis fue dirigida por Gustav Machaty en 1933, donde relataba la historia de una relación extramarital de una hermosa chica casada con un viejo adinerado.

En este rodaje, la actriz posó totalmente desnuda durante una  escena que duraba 10 minutos. ¡Escandalo total!

Pero lo que más causó impacto de este film, es que en esta película se interpretó escenas de un orgasmo con el rostro de Hedy Lamarr en primer plano, lo que sin duda, le dio impulso a la fama.

A pesar de las críticas negativas y destructivas de los puritanos, no fue un obstáculo para que este film haya sido un éxito contundente y rotundo  en los países donde no permitieron la censura.

LEER MÁS SOBRE:El doodle en homenaje a “La Doña” María Félix, ícono del cine mexicano

 

Comparte tu opinión