Como ya es característico de Tom Cruise, ha realizado cada una de las escenas de acción de su última película: Misión Imposible Repercusión.

De esta manera, se ha convertido en el primer actor en realizar un salto Halo desde 7.620 metros de altura.

El equipo prefirió grabar sin dobles y cuidar cada detalle para evitar que el salto luciera «falso». Debieron esforzarse por conseguir la toma más apropiada, con el riesgo de que Cruise sufriera hipoxia o descomprensión.

Construyeron un casco especial y una máquina de viento en la que practicaron una y otra vez. Aunque no habían imaginado que se requerían de, por lo menos, 100 saltos (entre tres y cuatro diarios) antes de conseguir la toma perfecta.

En definitiva, todo un reto para el actor y el equipo bajo la dirección de Christopher McQuarrie.

Podremos disfrutar de este filme en su estreno el próximo 26 de julio.

Descubre más detalles AQUÍ

 

 

 

 

Comparte tu opinión