Banner-Kena-Horoscopos-2021-Descarga-Revista

La famosa y galardonada estrella de 48 años se encuentra finalmente en un momento pleno de su vida en el que –pese a lo negativo- ha aprendido a ser feliz.

Cuando se habla de la vida de Nicole Kidman, parece que se tratara de un libro o una película, y que en el momento menos esperado se presenta un giro que le cambia el rumbo a las cosas. No todo ha sido un camino de rosas para esta actriz y cantante australiana. Ha habido sus altos y sus bajos, pero ella siempre logra superar los obstáculos y hasta convertirlos en beneficios.

Un cambio de vida 

No ha sido un secreto para nadie que luego de su divorcio del actor Tom Cruise en 2001, la vida de Kidman –en especial la profesional- cambió radicalmente. Mucho se especuló sobre qué fue lo que generó la ruptura de la que parecía la pareja dorada de Hollywood tras diez años de vida en común. Lo cierto es que los rumores indican que el detonante de la separación fue que Cruise quería educar a sus dos hijos adoptivos –Isabella Jane y Anthony Connor bajo los preceptos de la Cienciología, mientras que la actriz prefería que lo hicieran según las creencias católicas.

De ese momento de su vida –que coincidió con su victoria en los Óscar por la película Las horas, en 2003-,  Kidman recuerda: “Para ser completamente honesta, yo estaba huyendo de mi vida en aquel momento. No era capaz de manejar la realidad. Me concentré en mí y eso me tomó unos cuantos años. Todo culminó cuando gané el Óscar y eso fue como una epifanía: esta no es la respuesta. Estaba sentada en el Hotel Beverly Hills con una estatuilla dorada en mis manos y me sentía como la persona más solitaria del mundo. En ese momento me di cuenta de que un premio o la fama no iban a sanarme”.

Una relación difícil

Un capítulo oscuro en la vida de la actriz es la relación que mantiene con su hija Isabella Jane. Cuando en 1994 Nicole y Tom recibieron en adopción a una niña recién nacida, Kidman dijo “cuando tuve a Bella en mis brazos, eso fue el embarazo, eso fue todo. Vi esos ojos y se despertó un amor loco. Se abrió una parte de mi corazón que ni siquiera sabía que estaba allí”. Poco después fue adoptado Connor.

La infancia de los niños transcurrió con padres súper famosos y viajes en el jet privado de la familia. Kidman en ese entonces decía que trataban de mantener los pies de sus hijos en la tierra y no malcriarlos.

La imagen de la idílica familia se vino abajo con el divorcio de Tom y Nicole. Comenzaron con custodia compartida de los pequeños, pero al poco tiempo, los compromisos laborales de Kidman hicieron que Tom asumiera la custodia total. Cuando eso sucedió, Kidman tuvo muy poco chance de recuperar a sus hijos. Ellos comenzaron a ir a campamentos de verano de la Cienciología en vez de pasar tiempo con ella. También abandonaron la escuela y fueron tutoreados en casa por una hermana de Tom.

isabella-connor0 hijoS

Cuando Cruise se casó con Katie Holmes en 2005, Bella desarrolló una adoración increíble hacia su madrastra. Tanto ella como su hermano Connor comenzaron a llamar a Holmes mamá y no a Kidman. En 2007, Bella comentó que quería hacerse un tatuaje y Kidman fue enfática al prohibírselo, cosa que no impidió que la chica lo hiciera.

El distanciamiento de Connor y Bella de su madre fue progresivo. Fuentes cercanas a la Cienciología han revelado que ellos se refieren a Nicole como una «Persona Supresiva», calificativo que la iglesia da a quienes no son parte de sus filas y “dañan el bienestar espiritual de la gente”.

A finales del año pasado, Bella contrajo matrimonio en Londres con su novio, Max Parker. Fue una ceremonia pequeña a la que no asistieron los padres de la novia. De hecho, Nicole ni siquiera estaba al tanto de la misma a pesar de estar en la ciudad para protagonizar el montaje de la obra Photograph 51. Allegados afirman que Cruise pagó por la boda, pero que tampoco fue. Cuando Nicole se enteró, afirmó sentirse «muy feliz por Bella». Un poco antes, ni Connor ni Bella quisieron acompañar a Australia a su madre cuando su abuelo –el padre de Nicole- falleció.

De nuevo, el amor

Afortunadamente, en la vida de Nicole Kidman también han sucedido cosas buenas. Una vez que superó la depresión que le causó la separación de Tom Cruise, la actriz conoció al cantante de música country Keith Urban. “Nos casamos muy rápido y nos tocó conocernos sobre la marcha”, reconoció. Sin embargo, eso no hizo mella en la calidad de la relación. “Quería una pareja y alguien con quien compartir mi vida. Quería más hijos. Lo he obtenido, y no ha sido cosa de suerte. Estaba abierta y dispuesta a recibir el cambio”, comentó la actriz.

KIDMAN9

11 Cosas que seguro no sabías de Nicole Kidman 

Su madre la llamaba Hokulani, un nombre tradicional hawaiano que signifca «estrella celestial».

Sufre de lepidopterofobia, que es temor a las mariposas.

Es muy amiga de Hugh Jackman, Russell Crowe y Naomi Watts, todos australianos.

Cuando tenía 17 años de edad, fue la vocalista de un grupo musical australiano llamado Dive Madness.

El queso de cabra, el chocolate, el helado y un buen Martini de manzanas son sus delicateses favoritas.

En sus dos bodas pidió a los invitados que no le hicieran ningún regalo y que, en su lugar, donasen el dinero a una organización benéfica.

Antes de ser un estrella, trabajó como acomodadora de una sala de cine.

Desde los 11 hasta los 18 años escribió sin faltar en su diario.

Ha escrito muchas historias cortas y tiene planes a futuro para publicarlas como una antología literaria.

Es fanática confesa del trabajo de la hermosa actriz india Aishwaya Rai.

Fue una de las actrices pre seleccionadas para el papel de Moly en la película Ghost, aunque finalmente el rol se lo quedó Demi Moore.

Por Roberto Rodríguez Mijares

Comparte tu opinión