Desde lo más básico hasta los efectos de color y volumen, te compartimos hoy unos tips interesantes para que logres labios envidiables.

La correcta aplicación:

  • Comienza con el delineador: usarlo alarga la duración del lipstick y define la forma de tus labios.
  • Afila muy bien la punta del lápiz delineador.
  • Empieza por definir el arco de cupido y luego delinea desde las comisuras hacia el centro. Cuando empiezas desde las comisuras, crea trazos redondeados pero si haces lo contrario (del centro hacia afuera) tendrás un trazo recto.
  • Usa el delineador siempre en el mismo ángulo. Esto garantiza que logres más simetría.
  • Rellena: ni pienses en hacer notar más el delineador que la pintura labial ¡tan 90’s!… Cuando delinees tus labios, rellénalos con el mismo delineador.
  • Aplica el lipstick: es preferible que lo apliques con un pincel. Es más exacto y llegas a las comisuras.

Efecto volumen

Para que los labios parezcan más gruesos, aplica en el centro de los labios un tono más claro, siendo la diferencia muy sutil y sin tanto contraste. Obtendrás el efecto volumen que tanto quieres.

El gloss en su lugar

Aunque muchas prefieran el tono mate, puedes usar gloss sobre tu lipstick. Solo aplícalo en el centro de tus labios y no lo lleves a las puntas por dos razones:

  • Evitarás que el gloss se derrame entre las líneas de expresión.
  • Si te tomas una foto, pareciera que tus labios no tienen forma.

Efecto “paleta”:

Para que tus labios luzcan como su acabas de comer una paleta de grosella, el secreto está en aplicar el tono muy intenso en el centro de tus labios e ir difuminando hacia afuera, procurando que la diferencia entre el tono entre tus labios y la del lipstick sea muy intensa.

Luce unos labios regios y siéntente diva donde quiera que vayas.


LEER MÁS SOBRE: LABIALES MATE: PARA BOCAS SENSUALES

Comparte tu opinión