Tu boda es sin lugar a duda un día dónde estarás en una montaña de emociones y nervios, y si a eso le sumas el tener que estar en tacones en todo momento el sufrimiento se puede volver más intenso. Pero no más.

Acá te traemos estos pequeños trucos para que puedas aguantar mejor sobre las alturas y disfrutar al máximo tu momento sintiendo guapa. ¡Toma nota!

Elige tu número correcto

Ya que estamos hablando de tu boda, no puedes pensar en utilizar unos tacones ni muy grandes ni muy ajustados, ¡no! Ese sería tu primer error. Recuerda que la idea es sentirte bien con lo que llevas puesto, es por eso que el pie debe ir descansado y cómodo. Lo menos que quieres es tener dolor y ampollas a finalizar el día. Así que escoge los zapatos ideales para ti, con el número correcto, ni más ni menos.

¿Zapatos nuevos?

Perfecto estrenar zapatos, claro a todas nos gusta, y si es en nuestra boda mejor, pero estrenártelos ese mismo es el error. ¿Por qué? Simple, el pie no está acostumbrado a ese calzado, no se ha adaptado como es así que lo más seguro es que no estarás del todo cómoda.

Lo aconsejable es que practiques antes del gran día con ellos, puedes ponértelo e irlos caminando en tu casa, ver cuanto lo puedes aguantar, así tus pies se van adecuando. Entonces zapatos nuevos sí, pero no los estrenes en ese momento esperado.

Usar cremas anti-fricción es una alternativa

En el mercado hay productos que pueden ayudarte a evitar molestias sobre los tacones, como las cremas y sprays anti-fricción, así evitaras la aparición de ampollas dolorosas y estas más aliviada durante el día y la noche.

Aplica alguno de estos productos minutos antes de colocarte tus zapatos, y así evitarás el contacto directo de tus pies con los tacones. ¡Hazlo y notarás rápidamente los resultados!

Evita las suelas resbaladizas

Si te gustó ese par de tacones pero te diste cuenta después que sus suelas son resbaladizas, no te alarmes, siempre hay una solución para todo. En este caso la mejor opción (y más rápida) es raspar esa suela con un cuchillo y unas tijeras. Ojo, no es dañar el zapato, es simplemente hacerle unos raspones para quitarle lo liso. Otra opción puede ser comprar unas pegatinas antideslizantes y especiales para suelas. Nada de estarte resbalando, siempre con pie firme.

Complementa con unas plantillas de silicona

Unas plantillas acolchonadas es una buena alternativa para llevar los tacones, esta te servirán para proteger tu pisada ya que son antideslizante, así lograrás dar paso más firme y te sentirás mas confiada durante tu boda. No dudes en colocártelas cuando empieces a sentir alguna molestia.

 Y… ¿cuáles son los tacones ideales?

El modelo a elegir debe ser uno que se adapte a ti (después de todo es tu boda) también va a depender de donde se realizara la boda (iglesia, jardín, playa…) sin embargo, debes tener presente que el calzado debe ser acorde al momento y a tu pie. Si te gustan plataformas, cuñas, diseños con pulsera en el tobillo o ​tacón mid no importa, lo importante es que luzcas fabulosa y resaltes en ese día tan especial para ti.

Estos consejos no solo los puedes aplicar para tu boda, también puedes aplicarlos para cualquier ocasión donde vayas a estar todo el día en tacones. Así que no los olvides y ponlos en práctica.

Comparte tu opinión