Han sido nombrados como el mejor platillo del mundo por la plataforma Taste Atlas: los tacos al pastor no son cualquier platillo.

Obtuvieron una puntuación destacada 4.4 de 5 por parte de expertos internacionales de gastronomía.

Pero, ¿cómo llegaron a nuestras vidas?

trompo-de-pastor

Historia de los tacos al pastor

Se dice que este platillo es una mexicanización del shawarma, un platillo tradicional del medio oriente hecho de carne de cordero asada verticalmente y montada sobre un pan de pita. Era el año de 1966 y los genios de El Tizoncito (restaurantes muy de la Ciudad de México) cambiaron el cordero por carne de cerdo marinada y cocinada al carbón.

De ahí, todo ya es historia. No hay un mexicano que no los haya probado y, sin duda, es uno de los platillos preferidos de todo extranjero que pisa nuestro país. La carne siempre va acompañada de una salsa, que, dependiendo de los ingredientes y la sazón, pueden darle un sabor u otro a la experiencia del taco.

¿Con todo? ¿Sin piña?¿Con queso? ¿Y qué tal una gringa?

Aquí te presentamos datos curiosos de esta delicia muy muy chilanga, cortesía de El Tizoncito.

  1. «Para preparar tacos al pastor, el taquero tiene que estar especializado, y recibe el título de “pastorero”. Estos maestros del cuchillo saben cómo hacer volar a la piña y la salsa para que aterricen en una tortilla, que previamente ya cubrieron con finas láminas de pastor deliciosamente quemaditas de las orillas por el carbón.
  1. «Los pastoreros con mucha experiencia trabajan a una velocidad de ocho tacos por minuto. El Tizoncito realizó un concurso entre sus mejores pastoreros y los ganadores pudieron preparar entre seis y ocho taquitos en este lapso.
  1. «El tradicional taco al pastor, el mero mero de la cocina mexicana, se prepara con la cabeza del lomo de cerdo, un corte selecto que es jugoso y muy agradable al paladar porque su textura permite absorber muy bien los sabores del marinado.
  1. «Para formar un trompo al pastor se necesita filetear la carne en cortes llamados “mariposas”, que son ideales para ser marinados y montados en capas alrededor de una espada de metal que te hace ver más allá de lo evidente.
  1. «Las especias del marinado contienen aceites esenciales que evitan la fermentación de los azúcares dentro del proceso digestivo, y al ser consumidas, controlan la acidificación excesiva en el estómago, lo que genera una sensación de regocijo en los amantes de los tacos de trompo.
  1. «El asado al carbón es un recurso imprescindible para lograr un taco al pastor excelente, pues aporta una textura crocante a las láminas de carne, pero no permite que se sequen, por lo que quedan crujientes y jugosas a la vez y lo que provoca a todos los mexicanos que se nos haga agua la boca, como a ti al momento de leer esto. ¿A poco no?»

Así que ya sabes, no solo te estarás comiendo un manjar, valorado y adorado en el mundo, ahora ya conoces un poco más de su historia.

Comparte tu opinión