como es la vida real