El amor no duele: ¡Adiós a las relaciones tóxicas!

Aunque creas que salir de este tipo de relaciones es caso perdido, la verdad es que no lo es. Sí puedes hacerlo, todo es cuestión de valentía, fortaleza y mucha autoestima.