¿Tratas a tu perro como un hijo?: consecuencias psicológicas

Como bien sabemos, todos los límites son malos y cuando hablamos de nuestras mascotas, debemos tener en cuenta dos cosas: 1- no tirarlos al abandono y 2- no tratarlos como si fueran nuestros hijos. ¿Sabes por qué?