El Atlas de la belleza, un viaje sin estereotipos

«Cuando tenía 27 años decidí abandonar mi vida ordinaria en Bucarest y poner todos mis esfuerzos y ahorros en viajes y fotografía», comentó Mihaela Noroc