¿es verdad que el segundo amor es más maduro que el primero?