Confesiones desde el Everest para llevar a la reflexión

“En los peores momentos, lo que me llevaba era mi hijo y mi familia; definitivamente es un motor que te trae de regreso” Luis Álvarez.