LA FALTA DE DINERO AFECTA LA SALUD MENTAL