muebles en la habitación

Nuestra recamara: lugar para amar(nos)

Mis chicas, ahora que hemos pasado más tiempo en nuestro hogar, hemos sentido la necesidad de vivir y disfrutar de nuestros espacios, dándole importancia a que éstos sean armónicos. ¡Cariñito para nuestro templo!