Nuestra recamara: lugar para amar(nos)

Chicas, ahora que hemos pasado más tiempo en nuestro hogar, hemos sentido la necesidad de vivir y disfrutar de nuestros espacios, dándole importancia a que éstos sean armónicos.

Cariñito para nuestro templo

Sin duda alguna, el lugar más acogedor y más sagrado de la casa debería ser nuestra recámara: es el lugar donde descansamos y recargamos energías.

Por esta razón,  es muy importante que la distribución de muebles y objetos dentro de la misma sea equilibrada y armoniosa.

Toma en cuenta que el ambiente que te rodea también influye en tus relaciones personales, por lo que la arquitecta y diseñadora de interiores, Daniella Valenzuela, comparte contigo algunos secretos para que logres el ambiente ideal y dejes fluir el sentimiento más puro durante este mes del amor, en tu espacio más íntimo y personal.

MIRA: TRAE LA NATURALEZA A TU HOGAR CON ESTOS DIY DE FLORES

1- Agrega color a tu vida

Sin duda tu habitación debe reflejar tu estilo personal y brindarte un máximo confort a primera vista.

Opta por paredes en colores neutros incluido el blanco para dejar entrar la luz, y combínalo con mobiliario y accesorios de colores intensos, que contrasten, esto le dará un aspecto cálido a tu recámara durante el día, invitándote a relajarte al caer la noche.

2- Optimiza tu espacio

El orden también invita a disfrutar de un espacio, por esto un clóset o armario oculto para guardar tu ropa y objetos siempre dará un aspecto mucho más organizado y limpio, siendo un diseño ideal, pues te invita a mantener sus puertas cerradas.

3- La cama ideal

En el caso de la cama no dudes en invertir en un colchón realmente cómodo para ti, incluso puedes consultar con un ortopedista quien tomará en cuenta tu estatura, peso, edad, hábitos, alguna molestia en espalda u otra zona del cuerpo, así como si duermes solo o acompañado.

Para darle el toque final: un par de juegos de cama (por lo menos) uno para primavera-verano y otro para otoño-invierno, piensa en almohadas, sábanas, cobijas, cobertores y cojines,  todos son complementos ideales para lograr ese Look & Feel cozy, tan deseado al momento de relajarse y buscar que el amor se instale en el lugar.

4- Escoge la cabecera de tus sueños

Una vez hecha esa elección piensa en una cabecera personalizada:

  •  La “no cabecera

Si te gusta el cambio constante cuando de interiorismo se trata, una tendencia a la que puedes recurrir es a sustituir la cabecera por una pared de distinta textura al resto de las paredes que rodean tu recámara, elige materiales de aspecto acogedor como distintos tipos de madera o incluso ladrillo, esta aplicación puede abarcar desde un buró hasta el otro, o solamente el ancho de tu cama. El cambio se lo darás con cojines grandes sobre la cama y pegados a la pared, a juego con cuadros de distintos tamaños, que podrás cambiar más fácilmente que una cabecera.

  •  Dale un giro

Otra opción es que si ya cuentas con una cabecera pero quieres renovarla, puedes forrarla de diferentes materiales como piel o distintos tipos de tela, en cualquiera de los casos puedes elegir que el forro sea liso o capitonado.

  • Tamaño irregular

Salir de lo convencional es una gran opción para inyectarle originalidad a tu recámara: ¿qué tal una cabecera de piso a techo? o puedes buscar que no sea alta paro que su ancho abarque toda la pared pero que incluya lámparas y/o cajones dentro del mismo mueble.

5-  Evita trabajar desde la recámara y sobre todo, en tu cama

Hoy en día, que pasamos la mayor parte del tiempo en casa, es difícil separar las áreas de nuestro hogar. Pero para tener una sana convivencia con nuestra pareja, debemos poner límites y respetar.

Es un gran error trabajar desde la recámara y sobre todo en tu cama. Para evitarlo, lo ideal es trabajar en otra área de tu casa pero si no es lo suficientemente grande para hacerlo, puedes incorporar en tu recámara un escritorio, y establecer un horario para trabajar y otro para ver televisión o descansar.

Procura tener poca o nula tecnología a tu alrededor, y mejor sustituye todo lo electrónico por fotografías de momentos felices de tu vida, si compartes este espacio con tu pareja entonces procura que sean imágenes de alegres recuerdos compartidos.

De esta forma, cada pieza de arte o de diseño interior que elijas debe hacerte sonreír por distintas razones, siendo el toque final para lograr una recámara armoniosa y donde se respire amor por ti y lo que te rodea.

Así que aplica estos tips para renovar tus espacios y recuerda que ya sea que estés soltera o vivas en pareja, el diseño de interiores en el hogar puede aportar a sentirnos mejor en nuestro espacio e intimidad, lo que nos ayudará a afrontar la vida de manera más optimista y equilibrada en todos los aspectos.

Fuente: Daniella Valenzuela



CHECA ESTE POST: CREACIONES CON TELA PARA EL HOGAR ¡MANOS A LA OBRA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos @KENArevista!

Acompáñanos en nuestras redes sociales y no te pierdas ninguna nota de KENA.