“Es que no es el Pavo, es el relleno”

Entre sus beneficios, es rico en triptófano, un aminoácido esencial a partir del cual el organismo produce serotonina, sustancia responsable de regular el estado de ánimo, el sueño y el  apetito. Si bien el pavo por sí solo es un alimento “ligero”, el relleno puede sabotear nuestras buenas intenciones de cuidarnos durante las fiestas.