El dolor en el parto es uno de los miedos más comunes que tienen muchas futuras mamás.  Pero los médicos especialistas aseguran que las madres sienten, además de miedo al dolor, mucha ansiedad, estrés y falta de preparación para el día del parto.

¿Parto sin dolor?

Existen mecanismos o terapias efectivas que, aseguran, puedes utilizar para parir sin dolores.

Parto en el agua

Parto en el agua

  • ‘Training’ autógeno: es una técnica que consiste en trabajar todos los músculos. Esta técnica no solo se basa en la relajación muscular, la respiración también juega un papel fundamental: inhala y exhala lenta y profundamente. Con esto podrás acortar la fase de explosión del bebé.

Al saber manejar el ‘Training’ autógeno, lo podrás usar para controlar ataques de ansiedad o estrés cuando las circunstancias te dominen. Sin embargo, es necesario que sepas que el dolor del parto no desaparecerá por completo, solo conseguirás reducir o suavizar el dolor.

  • Parto en el agua: El agua caliente será tu aliada en este caso, ya que te ayudará a relajarte al sentir el vapor en tu cuerpo.

En este punto, conseguirás la dilatación de forma correcta para obtener un genial parto y con menos dolor, pues el agua caliente reduce el dolor de las contracciones y relaja tus músculos pélvicos. En este momento tu bebé saldrá fluidamente.

Pero este procedimiento de parto no lo realizan en todos los hospitales, debido a la disponibilidad de las bañeras requeridas para este momento. ¡Podrías hacerlo en casa! Para esto debes contar con un personal preparado que te asista durante este maravilloso momento.

¡OJO!, primero tienes que consultarlo con tu médico, pues no se recomienda cuando has presentado algún tipo de complicaciones durante la gestación: “solo se puede dar a luz en el agua en ausencia de complicaciones. La dilatación y el parto en el agua son incompatibles con la epidural”.

  • Sin dolor y con hipnosis: la hipnosis te la conduce el psicoterapeuta para llevarte a este estado de trance que está entre el sueño y la vigilia.

Una de las ventajas del parto por hipnosis es que reduce el dolor, logrando dominar la ansiedad, los miedos o cualquier pensamiento negativo que pase por tu cabecita.

Esto afianzará el momento de expulsión de la criatura, relajando tus músculos y obteniendo lo deseado: “pujar sin dolor”.

Durante la hipnosis, tu conciencia no se verá afectada. Los psicoterapeutas explican que es una sensación extraña entre: “parecer estar despierta y consiente y sentirte dormida y relajada durante el parto”.

Te recomendamos que platiques de estas alternativas con tu médico de cabecera para elegir la ideal para ti.

LEER MÁS SOBRE:  MADRE PRIMERIZA: LO QUE NECESITAS SABER DE UN PARTO PREMATURO

 

A ciencia cierta, los dolores de las contracciones no desaparecen en su totalidad; sin embargo, esta elevación de conciencia te ayuda a que el dolor sea soportable.

 

Comparte tu opinión