El estampado batik (o tela de gotas ) -patrimonio cultural de Indonesia- ha estado de moda en diferentes momentos de la historia y ahora vuelve con mucha fuerza, sobre todo en colores pastel y un degradado ultra suave.

Estampado batik, ayer

Fue representativo del movimiento hippie setentero que remarcaba el poder de producir manualmente y para su comunidad. Se hacía principalmente con pintura vegetal y batidos de cera, orgánicas por supuesto.

Décadas más tarde regresó, a finales de los 90, con una técnica más industrializada, de aires cósmicos y en más prendas que solo playeras o batones y que muchos famosos portaron a lo ancho del planeta.

Estampado batik, hoy

Pues hoy está de vuelta, esta primavera-verano 2020 predomina en tonos pastel y otros colores de temporada. Su degradado se hace muy sutil, casi no se nota el cambio y las formas son indefinidas, tipo nube.

No hay complicaciones a la hora de usarlo, puede ser como viste, un total look en un pants, agregarle una prenda blanca o usarlo con los básicos mezclilla o bien, su compañero de contraste, el estampado batik en, o con, tonos neon (otra súper tendencia de temporada).

Entre sus novedades, lo verás sobre telas mesh, tejidos de punto y mucho mucho crop top (ombligueras) y en tajes de baño, claro está.

¿Has visto el arte de Lover de Taylor Swift?… pues va por ahí y se refleja en la colección que hizo en conjunto a Stella Mc Cartney.

Al batik ambién se le conoce en sus variantes, como estampado tie dye y verás técnicas no sólo con cera, también hay con amarres, anilina, cloro, ligas, piedras, recortes con tijeras y varias más.

Hacerlo es muy sencillo y ahora que estamos de creativos en casa es excelente momento. Prueba sobre prendas que ya tengas. Te dejamos un tutorial que nos pareció de los mejores para hacer un estampado batik casero de You Tube.

Comparte tu opinión