Ayuda a tu pequeño a recuperar o mejorar  la motricidad fina con estos juegos creativos desde casa. ¡Ayúdalo y disfruten juntos!

Según explican los expertos, la motricidad fina es la coordinación y precisión que puede tener un niño, obteniendo un desarrollo madurativo a partir del año y medio.

Es importante que trabajes con tu pequeño durante los siguientes años, para obtener resultados positivos que le permitan desarrollar por completo sus actividades sin mayores problemáticas.

Existen juegos y manualidades especiales para estos casos, donde además de pasar un momento divertido entre madre e hijo, podrás entrenarlo y ayudarlo.

Juegos para mejorar la motricidad fina de tu bebé:

  • Con pinzas: los juegos con pinzas desarrolla de forma óptima la motricidad fina a través el trabajo que se realiza con los dedos.

Solo tienes que tener a la mano pinzas sujetapapeles de colores. Encima de la mesa coloca objetos de los mismos colores de las pinzas y haz que tu bebe recoja todos los elementos del mismo color con la pinza.

Esto lo ayudará en su destreza manual. ¡Inténtalo!

Juegos con pinzas de colores

Puedes encontrarlas de muchas formas y colores

  • Es el turno de la plastilina: expertos señalan que la coordinación ojo-manoes importante en la psicomotricidad fina.

Hay niños que no han podido desarrollar por completo estas habilidades y les cuesta recortar con precisión.

Si es el caso de tu hijo, ¡manos a la obra! – empiecen con dos líneas rectas, para que el niño no se salga de la dirección y pueda continuar la actividad creando figuras creativas.

Es el turno de la plastilina

Apóyate con la plastilina

  • Actividad con ligas: es un juego muy sencillo. Dispón unas botellas y gomas flexibles. Explícale a tu hijo que debe bordear las botellas con la mayor cantidad de ligas posible. Puedes hacer como una competencia entre ambos y ganará el que haya colocado más gomas en un tiempo determinado.
Actividad con goma para tu hijo

Apóyate en las ligas para que sienta las texturas

  • Juego con palitos de colores: para que tu hijo mejore la coordinación ojo-mano, es ideal que tu hijo practique insertando palitos de colores, en envases que tengan orificios o agujeros. Esta terapia es súper efectiva.
Inserta los palitos de colores en el agujero

Súper precisión

LEER MÁS SOBRE: LAS MASCOTAS AYUDAN A ALARGAR TU VIDA

Comparte tu opinión