¿Impermeabilizo o no? ¿Cuándo y… cómo se hace y bajo qué recomendaciones…?

Cuando empiezas a notar que tu casa sufre con las lluvias, se filtra el agua y el techo no da para más, seguramente piensas que es el momento de impermeabilizar sin miedos y con impulso. Pero te puedes adelantar a la temporada húmeda.

Toma en cuenta lo siguiente e impermeabiliza:

  • Clima: esto es un factor súper importante y determinante a la hora de ir a comprar el impermeabilizante. Si el clima de tu zona es húmedo, ni se te ocurra comprar el de clima lluvioso, por ejemplo. Los resultados nunca serán los mismos. Hay unos que pueden resistir altas temperaturas, si vives en zona muy calurosa y en el caso contrario, hay otros diseñados para resistir humedad. También asegúrate de leer lo que tarda en secar. Hay algunos que necesitan solo unas horas y otros… días. Esto es muy importante, más si ya tienes las lluvias encima.
  • El tiempo de protección cuenta: hay productos que pueden durar 6 meses o hasta 10 años, por lo tanto, si eliges el que más dure, más costoso será. Si tienes previsto volverte a mudar o estar temporal en la casa, no es necesario que elijas uno tan costoso y de tanta duración. Pero si por el contrario, ya diste con la casa de tus sueños y decides quedarte ahí por un buen tiempo, pues haz un esfuerzo y compra el que resista más. Así te olvidarás de impermeabilizar de vez en vez. Ojo: si rentas, es algo que tendría que pagar tu casero, por tanto, le conviene invertir en un buen producto, ¿no crees?

¿El tipo de losa cuenta?

Si no estás segura, puedes pedir la opinión de un experto y asesorarte con respecto al tema de las losas. Por ejemplo, si es inclinado puedes comprar un impermeabilizante para que el agua resbale perfecto.

También puedes elegir unos de consistencia más densa para evitar encharcamientos de agua.

Proceso de impermeabilización

  • La primera recomendación es que limpies la superficie y quede libre de polvo, piedras, hojas de árboles o cualquier suciedad que pueda entorpecer el proceso.
  • Si existen grietas que hace que la superficie no sea lisa, puedes raspar para que todo quede liso y equilibrado y al momento de aplicar el producto selle excelente y cumpla su función como es. También asegúrate si no se necesita rellenar o sanar el área.
  • Si en tu zona llueve mucho, es recomendable que compres uno de secado rápido o si estás en la temporada donde no hay casi lluvia, puedes optar por comprar uno que seque toda la noche.

Con estos tips podrás tener una idea más amplia e ir a la tienda segura de lo que estas solicitando.

 

LEER MÁS SOBRE: ENSERES BÁSICOS PARA TU PRIMERA CASA: ¿SABES QUÉ COMPRAR?

Comparte tu opinión