Este mes escucharemos mucho que para detectar a tiempo el cáncer de mama hay que acudir a hacernos una mastografía anualmente… y sí, ok… pero, ¿en realidad sabemos todo lo necesario acerca de ésta? aquí te lo contamos…

-¿Qué es?

La mastografía es en sí una radiografía de tus glándulas mamarias que permite detectar aquellas lesiones que no son palpables en una autoexploración mamaria o de rutina (como la que debemos hacernos cada mes).

-¿Para qué sirve?

Gracias a ésta podrás detectar a tiempo si hubiera un diagnóstico positivo y con ello aumentar tus probabilidades de éxito en la batalla.

 

-¿Cuáles son los factores de riesgo?

  • El simple hecho de ser mujer
  • Tener un familiar directo de la rama materna con cáncer de mama
  • Ser mayor de 40 años de edad
  • No haber sido madre o haberlo sido después de los 35 años
  • No haber amamantado

 

-¿Cuándo hacérmela?

Una vez al año si cumples alguno de los factores de riesgo anteriores y lo ideal es cuando tus pechos se encuentren menos sensibles, aproximadamente 8 a 10 días después de tu menstruación. Si ya tuviste la menopausia, elige sencillamente un día del año.

 

-¿Cómo es?

  • Te debes retirar la ropa de la cintura para arriba y vestir la bata que te proporcionen.
  • La técnica radióloga colocará tus senos entre dos láminas plásticas que la presionarán durante 5 a 8 segundos.
  • Normalmente se tomarán 2 impresiones de cada pecho, o más, de acuerdo con el tamaño o hallazgos.
  • Te entregarán resultados aproximadamente a los 15 días posteriores.

 

-¿Dónde hacérmela?

Existen muchos sitios especializados, busca que sean profesionales, médicos especialistas y equipo de alta tecnología. Por ejemplo, un excelente lugar es el FUCAM (Fundación del Cáncer de Mama). Saca tu cita al teléfono 5678-5288, www.fucam.org.mx

-¿Qué otras cosas debo saber o hacer?

  • No utilices en el área ese día ni crema, desodorante, talco u otros.
  • Lleva vestimenta cómoda y de preferencia de dos piezas.
  • Si tienes implantes o cicatrices debes informarlo previamente al personal, ya que requerirás tomas especiales.
  • Puede que requieras otros estudios complementarios como ultrasonido, más proyecciones o biopsia para llegar al diagnóstico.

 

*Con información del folleto «Todo sobre tu mastografía» del FUCAM 2017

 

Comparte tu opinión