Entre parejas todo es válido siempre y cuando los dos estén de acuerdo… y ¿por qué no tratar de conocerse mejor y tomar la sexualidad desde otro punto de vista? Conoce las verdades o rétalo.

Juega a verdad o reto

De chicos hemos jugado alguna vez verdad o reto entre amigos o en familia, a veces torna vergonzoso asumir ciertos retos o responder ciertas verdades que son top secret. ¡Es incómodo!

Pero cuando crecemos y tenemos una pareja que nos llena de confianza, de estabilidad y respeto por sobre todas las cosas, no está de más hacer ciertas travesuras y vivir una experiencia única, divertida, atrevida y diferente.

Es un buen momento de buscar pasión como quien no quiere la cosa y activar esa picardía que necesitan. Con este juego obtendrás lo que quieres, pero ¿sabes qué preguntas hacer? ¿Sabes qué retos proponer? Porque podría ponerse peligroso el asunto si llegamos a preguntar algo que no queremos saber.

Los sexólogos afirman que este tipo de actividades que rompen la rutina, vienen como anillo al dedo para conocerse más a profundidad y para ver la sexualidad desde otro punto.

Presta atención a esta ronda de preguntas y experimenta el sexo desde otra perspectiva:

Me dices la verdad o…

  • ¿Frío o caliente?
  • ¿Adentro o afuera?
  • ¿Sentado o acostado?
  • ¿Qué picardías harías si fueras invisible?
  • ¿Cuál fue la travesura que más te gustaría hacer? Y ¿cuál no?
  • ¿Tuviste alguna aventura con un profesor?
  • ¿Te has masturbado pensando en algún famoso? ¿Con quién?
  • ¿Seco, húmedo o mojado?
  • ¿Lento o rápido?
  • ¿Qué palabras te ponen cachondo/a?
  • ¿Caricia, beso, mordida o lamida?
  • ¿Dulce, ácida o amarga?
  • ¿Entre paredes o al aire libre?
  • ¿Has cumplido tus fantasías?
  • ¿Te gusta seducir o que te seduzcan?
  • ¿Cuántas veces por semana?

 

Pero al momento de elegir el reto ¿tienes creatividad? ¿Qué tal si te animas con lo siguiente?:

Te toca reto:

  • Elige una parte de tu cuerpo para que te pasen un cubo de hielo
  • Baila sensualmente por 1 minuto
  • Cántale una canción picara mientras masajeas una parte de su cuerpo
  • “Bésame los labios sin tocar mi cuerpo”
  • “Luce una lencería atrevida por lo que queda de juego”
  • “Susúrrame al oído algo que me haga estremecer”

Ya con estas ideas tendrás el juego ideal solo para dos, lo que viene queda a cuenta tuya.

LEER MÁS SOBRE: CONTROL O SEXO: LLEGÓ EL MOMENTO DE ENFOCARTE EN TU ORGASMO

Comparte tu opinión