Ya van 10 años desde el estreno de la película de El diablo viste a la moda.

giphy-Ascensor-Miranda Priestly

Ya van 10 años desde el estreno de  la película de El diablo viste a la moda. Una película que se lanzó para formar parte del entretenimiento de aquel verano de 2006, pero que terminó siendo de culto, en referencia a un mundo tan exclusivo como lo es la moda. Tal vez solo puede ser comparada con Prêt-à-Porter de Robert Altman, ese film de 1994 que reunió a tantas estrellas del espectáculo, como Sofía Loren, Marcello Mastroianni y Anouk Aimée, que se habían hecho un nombre el Hollywood en los 60 y 70, con otras celebridades que empezaban al sentir la fama como Julia Roberts y Kim Basinger. Es más, cuentan con la participación de Linda Hunt, en el papel de Regina Krumm, de la que seguro se inspiraron para crear el personaje de Edna Moda, de los Increíbles. Pero, ¿cómo olvidar la frase más dominante de este film?Fashion it’s an art”. ¡Absolutamente!

giphy-Andy y Dolce and Gabbana

Andy pidiendo que le deletreen Gabbana

Por otro lado, en definitiva, una historia creada por Lauren Weisberger y dirigida por David Frankel, tenía todo el poder para arrasar con la taquilla, pero lo más importante es que acercó a los espectadores al submundo tan cerrado y grandioso de la moda, de una manera sencilla y relajada, que incluso quienes no sentían afinidad por el tema, al menos sintieron esa vibra de la eterna dicotomía: Jefe-Asistente, que se puede ver en las protagonistas: Meryl torturando a Anne, lanzándole todos los días sus costosos bolsos y abrigos en el escritorio de la novata, que pide que le deletreen Dolce & Gabbana. Tal vez, ese es el poder de esta historia, llena de zapatos caros, la debilidad de todas, al llegar cada mañana a tu trabajo sonando cada fuerte pisada de tu caro calzado.

giphy-Bolsos2 giphy-Bolsos3

giphy-Coat again Miranda

¿Amarla u odiarla? ¡He allí el dilema! Pero, si no la has visto… no sabes de lo que te estás perdiendo.

Comparte tu opinión