Ya tiene un par de años que esta falda plisada, con pliegues verticales o de tablones (como le quieras decir) ha sido una prenda que no abandona las pasarelas ni mucho menos las calles.

Comenzó siendo muy estilizada, llevada con sacos, estiletos y blusas o camisas formales en juego; pero un día alguien, –me imagino que en N.Y–, la sacó a la calle con unos tenis y una camiseta de algodón… ¡se veía increíble!, se reprodujo la imagen, cada chica la replicó con su estilo… ahí comenzó la fiebre y se convirtió en una prenda versátil que puede ser adecuada para múltiples momentos del día según la complementes.

Este otoño 2019 no será la excepción, así que te dejamos ideas de looks completos, los accesorios, calzado y tonalidades acordes a la estación, así como una que otra inspiración muy Pinterest para que poses en las fotos con tu falda plisada; ¡Feliz otoño!

 

IDEAS PARA DÍA Y NOCHE

  1. Ya no solo vamos con las faldas de colores lisos, veremos rayas, estampados, paisajes y animal print, así como colores eléctricos y brillantes. Esta combinación rojo-rosa es atrevida y ultra femenina, por eso su playera nos indica que este otoño «más es más».

 

2. Amamos cómo se ven con tenis las faldas plisadas, le han dado un aire de casual y a la vez un toque retro estilo Grease (Vaselina). Esta chica encima le puso un abrigo ligero que protagoniza el look gracias a su estampado. Y con una playera de algodón blanco voilá!, un ejemplo del street fashion casual chic! 

 

3. ¡Ayy me transformaste! Si agregas tacones de pulsera con aplicaciones, saco tipo smoking, más clutch redondo, ¡cómo cambia la cosa! Haz logrado un look glamoroso que sigue manteniendo el aire casual pero que funciona hacia la tarde en una fiesta o reunión mucho más chic.

 

4. No nos vengan con reglas de tallas y pesos… estas faldas son para todas, al principio decían que las faldas plisadas sólo eran aptas para mujeres delgadas y de piernas largas… ¡mentira! Si los tablones son un poco más anchos y el corte no es tobillero… mira qué bien se ve en un cuerpo curvy.

5. A este look a continuación, le llamo «look de domingo cuando dormí en otra casa la noche del sábado y me regresé con lo que podía para no verme como que apenas regreso del antro«. Y sí, los Converse + una sudadera negra… bajan muchas rayas a cualquier elegancia de Francia; entonces tu falda plisada se adecua a la luz del sol dominical.

LOOKS MÁS GLAM

6. Glitter todo el día, tablones bicolor con efecto de ilusión óptica. Quisiera que la siguiente imagen no fuera foto fija y fuera un GIF, pero te podrás imaginar cuando meneas esa falda plisada verde+rosa+brillantina cómo se ve y el efecto tan increíble que logra con el movimiento. Ni qué decir del clutch tipo cámara fotográfica antigua… ¡esta chica sabe lo que hace!

 

7. El look que sigue es la opción para vivir un día largo, de esos que comienzas madrugando y que van a terminar casi a la hora que comenzó. Jornadas largas de trabajo con compromisos sociales o un mix de ambos. Nada tan casual ni tan elegante y que funcione de día, tarde y noche. El azul royal es muy versátil.

8. El estampado animal protagonizó un otoño debido a su compatibilidad en tonalidades y se instaló poco a poco hasta abarcar todas las estaciones del año, las faldas plisadas también se han apropiado de este print felino que combinado con negro y nude aporta un aire classy. Nótese también que ésta es otra propuesta de largo… ¿será que pronto veremos la mini plisada?

 

9. Cómo tengo respeto por las modas que salieron de una temporada y se pusieron a abarcar el año entero, el rainbow print no sólo pertenecía a una estación fija sino que era representativo de un solo desfile… y ahora es multi season. En el caso de esta falda plisada satinada, le puedes bajar el aire festivo con una playera negra, pero al igual que la propuesta 7, es un look versátil para un día laaaargo.

 

10. Ya metiendo dorado brillante a la ecuación (o plata o cualquier metálico) + falda plisada, estamos hablando de noche y fiesta. El siguiente look, así como nuestra portadilla gritan: Fiestas de fin de año, coctel de la oficina, Thanksgiving (por favor, si  no eres gringo abstente de festejarlo en México) o una fiebre de sábado por la noche otoñal. Aquí vale añadir prendas más sofisticadas como seda, piel, aplicaciones, plumas, estiletos, etc.

 

 

 

Comparte tu opinión