Dicen que las arrugas son las marcas de lo que hemos vivido, aún así puedes prevenirlas. Te dejamos una lista de mascarillas a tu alcance.

 

Sábila y vitamina E

Las cápsulas de vitamina E son perfectas para aplicar en las líneas de expresión, pero si las mezclas con la sábila, tendrás la combinación perfecta.

– Aplica en tu rostro por un lapso de 20 minutos y lava con agua fría.

– Repítelo dos veces por semana.

 

Limón y huevo

Mezcla la clara de un huevo con 1/2 limón.

– Masajea, deja actuar en tu rostro por 20 minutos y retira con abundante agua. Puedes extenderla al área del cuello.

– Recuerda que el limón puede crear manchas en tu piel, si es expuesto al sol. Procura realizar este tratamiento en horas de la noche.

 

Zanahoria y aguacate

Las zanahorias deben estar previamente cocidas. Para mayor facilidad agrégalos en la licuadora hasta que obtengas una especie de puré. Colócalo en la zona que desees. Déjalo alrededor de 25 minutos y retira.

 

Beneficios y propiedades

– La sábila elimina las células muertas de la piel, hidrata, rejuvenece, ayuda a combatir el acné y estimula las fibras de colágeno.

–  Cápsulas de vitamina E. Contienen antioxidantes que ayudan a regenerar la piel. Esto se traduce en células más sanas y tu piel recuperará gradualmente su color natural.

Limón. Es astringente y puede ayudar a reducir cicatrices pequeñas. También ayuda a combatir el acné, lo ideal es ligarlo con agua para evitar molestias en la parte afectada.

Clara de huevo. Posee nutrientes y proteínas que benefician el cuidado de tu rostro, exfolia y elimina impurezas.

La zanahoria es fuente de vitaminas A y E. Por esto, retrasa el envejecimiento de la piel, ayuda a regenerar tejidos y tiene propiedades antioxidantes.

Aguacate: Hidrata la piel dándole brillo, es rico en antioxidantes y reduce manchas.

 

Ingredientes que puedes conseguir sin mucho esfuerzo y devolverán la vida de tu rostro. ¡Anímate a probarlos!

 

Comparte tu opinión