La cantante australiana Olivia Newton-John, protagonista del musical «Grease», cumplió este miércoles 70 años de edad en medio de su lucha contra el cáncer, el tercero diagnosticado desde 1992, y volcada a la vida sana y a la meditación.

La artista apareció en una caminata anual, el pasado 16 de septiembre, en la ciudad australiana de Melbourne, donde pasó su niñez, con el objetivo de recaudar fondos para un centro de investigación del cáncer que lleva su nombre.

También publicó recientemente su libro de memorias Don’t Stop Believin (No dejes de creer).

En 1992, Newton-John sufrió su primer tumor maligno, que le atacó los pechos y resultó en una mastectomía parcial y una cirugía de reconstrucción.

Luego, en 2017 le detectaron un tumor en la parte baja de la columna, cinco años después de que le diagnosticaran otro cáncer en su hombro derecho en un examen médico tras un leve accidente de tráfico.

La rubia señaló recientemente al canal australiano Seven Network que ingiere «muchas yerbas y suplementos», además de hacer «mucha meditación», porque considera importante ocuparse del bienestar de «todo el ser».

«Soy muy afortunada. Me he casado con un increíble hombre experto en plantas medicinales», comentó recientemente Newton-John, quien afronta su «misión», como prefiere llamar a su condición médica, con radioterapia, aceite de cannabis y una dieta sin azúcar.

Casi tres décadas después, la también protagonista del musical Xanadu (1980), aboga por tratamientos naturales para ayudar a los pacientes con cáncer e incluso confió en que Australia adopte las mismas leyes que en California para permitir el uso de la marihuana medicinal.

«Mi sueño es que en Australia pronto esté disponible para todos los pacientes de cáncer y para la gente que tiene un cáncer doloroso», manifestó la intérprete.

El cáncer ha sido una constante en su vida personal y familiar, ya que su padre Brin murió de cáncer de hígado en 1992 y su hermana Rona de un tumor en el cerebro hace cinco años.

Su compromiso contra esta enfermedad le ha llevado a participar en campañas como una caminata de tres semanas en 2008 por la Gran Muralla de China para recaudar fondos para los tratamientos contra este mal, al tiempo que también ha sido activista a favor de los delfines y por la salud de los niños.

 

A sus dramas personales se unen la desaparición de su excompañero sentimental Matt McDermott, de quien se dice fingió su muerte en 2005, mientras que Chloe, su única hija, fruto de su unión con Matt Lattanzi, ha padecido anorexia y drogadicción.

Newton-John comenzó su carrera a principios de la década de 1970, años en los que logró ocupar el cuarto puesto en la competición Eurovisión en representación de Reino Unido con la canción Long live love (Larga vida al amor).

Sin embargo, se consagró al protagonizar Grease, uno de los musicales cinematográficos más populares sobre un grupo de adolescentes en el último año del instituto en el que interpretó su éxito «Hopelessly Devoted to You» («Devotamente tuya»).

En su carrera musical ha vendido más de 100 millones de álbumes, ha ganado varios premios y ocupa el puesto 20 de la lista Billboard de los mejores artistas de todos los tiempos.

También te puede interesar: https://kena.com/grease-un-clasico-popular-40-anos-despues-de-su-estreno/

Comparte tu opinión