Al parecer nuestros hábitos cada vez son peores: mayor estrés, estilo de vida menos saludable, interacción social poco personal y un ambiente cada vez más contaminado. A la suma de todos estos factores se le conoce como exposoma.

Este término nació de un estudio que realizó la Universidad de Stanford y que publicó la revista Cell. Ahí se demostró que los microorganismos, elementos químicos y compuestos diversos (como el polen) a los que estamos expuestos se quedan en nuestra piel y cuerpo. Y, de acuerdo a investigaciones del Journal of Investigative Dermatology, se ha demostrado que el exposoma es el responsable del 80% de los signos de envejecimiento.

Uno de los factores que influyen aquí es un nuevo integrante a la combinación de envejecedores: la luz azul.

“Presente en el espectro de luz visible, la luz azul genera enormes cantidades de energía. Es producida por el sol, así como por la iluminación flourescente y las pantallas LED”.

¿Leíste bien? Sí, las pantallas LED producen una cantidad muy concentrada de luz y estamos todo el día expuestas a ellas.

Efectos de la luz azul

No es secreto: pasar mucho tiempo frente al celular antes de dormir nos provoca insomnio, sin mencionar el cansancio visual (y hasta deterioro de la visión). Pero poco se ha hablado de los efectos que tiene en la piel.

Existe una relación entre la luz azul y la aparición de nuevas manchas, además del crecimiento de las que ya se tenían. También se dice que puede causar estrés oxidativo en las estructuras celulares y dañar la barrera protectora de la piel.

¿Existe manera de protegernos?

No vamos a vivir en una burbuja de oxígeno y tenemos que estar expuestos al exposoma todo el tiempo, es un hecho. Pero una forma eficiente de poner una barrera a ellos (y no absorberlos) es utilizando un capa protectora.

Una de las marcas pioneras en la creación de una barrera cutánea es la francesa Uriage, de hecho, cuenta con la primera patente anti-luz azul que protege la piel: el BLB (Blue Light Barrier).

“Gracias a una combinación de extractos vegetales, vitaminas y agentes nacarados, el complejo BLB actúa como un protector activo, limitando los efectos nocivos de ondas de la luz azul en la piel. Además, reduce la oxidación y formación de radicales libres causados por la exposición a ella.”

Pero eso no es todo, además de la luz azul, hay más partículas que se adhieren en la piel (parte del exposoma, como decíamos), por lo que otro escudo de la marca es el Filmexel. Está compuesto por dos gomas vegetales que crean una “segunda piel” que evita que las partículas muy finas se nos peguen.

¡Lo quiero ya!

Por todo lo anterior, Uriage creó Age Protect, una línea que contiene los dos escudos anteriores, además de poderosas fórmulas antiedad que corrigen y previenen signos de envejecimiento. Entre sus ingredientes principales se encuentran: Retinol, Ácido Hialurónico, Vitaminas C y E, Extracto vegetal sangre de dragón (que estimula la síntesis de colágeno) y, por supuesto, el Agua Termal de Uriage.

que es el exposoma

La línea completa incluye: Crema multi-acción, suero intensivo, contorno de ojos, crema detox de noche, crema FPS 30 y Age Protect Fluido (para pieles mixtas).

Con buenos hábitos y la protección adecuada, podemos protegernos del exposoma, ¡sí es posible!

 

 

Comparte tu opinión