Es hora que cuides más tu proceso digestivo y evites algunos alimentos que generen esos síntomas desagradables de acidez o reflujo.

¿Qué es la acidez estomacal?

La doctora Rosa Prats, de Sefac, explica que la acidez estomacal es una sensación de quemazón o ardor que se produce por el paso libre de los  ácidos gástricos hacia el esófago, generando una serie de síntomas poco agradables y que en ocasiones, nos limitan en nuestras actividades de rutina.

Los síntomas más frecuentes son: 

  • Quemazón o ardor detrás del esternón
  • Sensación de llenura
  • Sientes que la comida te sube a la boca

¿Qué provoca acidez?

Normalmente cuando una persona no tiene un horario establecido en sus comidas, aporta su grano de arena para la aparición de una terrible acidez estomacal. En este sentido, es recomendable que determines un horario fijo para realizar tus tres comidas al día.

De esta forma estarás creando hábitos y los ácidos no harán de las suyas, provocando malestares tan incómodos durante el día.

Del mismo modo, al saltarte las comidas, estás ayudando a que la acidez haga vida en tu cuerpo. Prats hace hincapié en la importancia que tiene todas las comidas: desayuno, almuerzo y cena con sus respectivas meriendas, de lo contrario, sufrirás de ese ardor que hasta podría limitarte en tus actividades diarias.

Alimentos producen acidez

  • Alimentos ricos en grasas o frituras.
  • Comer cebolla en grandes cantidades.
  • Salsas y condimentos como extras en tus platillos.
  • Bebidas con cafeína: café y refrescos (en especial de cola).
  • Bebidas cítricas.
  • Alcohol.

Alimentos que ayudan a evitar la acidez

Así como hay alimentos que la producen, existen otros tantos que evitan la acidez, toma nota y consume más algunos de ellos:

  • Carnes blancas.
  • Vino blanco.
  • Frutos como la papaya.
  • Cereales.

Es necesario que sepas que la cantidad de alimentos que ingieres marca la diferencia, en este sentido debes evaluar las porciones que sirves y ajustarlas en menor cantidad, evitando caer en lo abundante y exagerado. ¡No reboses el plato!

LEER MÁS SOBRE:  ¡COMIDA BALANCEADA!: CONOCE LOS BENEFICIOS DE LA PROTEÍNA

 

Comparte tu opinión