Sabemos que la combinación de amor + sexo es un terreno peligroso (cuando no estás en pareja, claro). Combinar los sentimientos con el placer, no siempre tiene un buen resultado.

Pero, ¿las mujeres amamos a un hombre tan sólo por la manera en que nos seduce y nos lleva a la cama? Suena fuerte, pero sin duda, un caballero que nos conduzca directo al cielo y las estrellas en el terreno sexual, se merece ciertos privilegios.

¿Imposición social?

Todos conocemos bien las historias que envuelve sexo por amor. Desde tiempos lejanos se nos ha impuesto como patrón y regla el amor ideal para las mujeres: no te acuestas con un hombre a menos que haya un sentimiento de por medio, de lo contrario, entrarás a la lista de “chicas fáciles”, aquellas a las que no se les toma en serio.

En tus sesiones bajo las sábanas quizás no sea el “tigre” que esperabas, pero si lo amas, muchas veces se hace a un lado que sus prácticas sexuales sean poco satisfactorias. Al sentir amor por él, tal vez tenga conocimiento de cómo hacerte el amor y serás una de las afortunadas que tiene la dicha de haber encontrado amor y placer en la misma persona.

via GIPHY

Pero los tiempos han cambiado, las ideas evolucionan y tenemos un nuevo panorama: somos dueñas de nuestros deseos y fantasías. Hoy buscamos placer, casi lo exigimos como algo natural. Tenemos la libertad de encontrar a nuestra pareja, aquella con la que nos acoplemos y logremos una conexión tanto sentimental como carnal.

Deseamos encontrar a un hombre que nos haga sentir mujer, totalmente deseadas y amadas, si tenemos estos puntos, ellos tendrán para la eternidad a una fiel enamorada.

via GIPHY

Seguramente se preguntarán, ¿se han vuelto vacías e insensibles las mujeres? Tal vez, a lo mejor… el placer y la satisfacción carnal, nos llena y tenemos la sensación de control y si le sumas que brota algún sentimiento de amor, automáticamente, desearemos quedarnos por siempre.

Si hiciéramos una encuesta entre mujeres, encontraríamos mil historias de amor y sexo, muchas están con alguien que la pasa fatal en fiestas y reuniones porque él no habla ni baila, pero a la hora de meterse a la cama, se convierte en el mejor amante del mundo.

Algunas otras prefieren andar con un hombre que es súper cariñoso en el día a día, pero en la cama es un tierno gatito que solo te abraza, te penetra y ya.

Otras más, gustan de andar con hombres más jóvenes que sean implacables en la cama y después no sepan de ellos por días. En fin, cada quien busca su felicidad sexual y sentimental del modo que guste, todo es válido si no dañas ni perjudicas a nadie.

Para finalizar, les puedo decir que la satisfacción mutua nos lleva a estar en un plano equilibrado e igual en las parejas. Las mujeres en la actualidad, somos más sexuales y pasionales y por lo mismo deseamos obtener lo mismo de nuestros hombres, ya no queremos un placer a medias que no nos llene.

¡Sí!, ya sé que el amor para muchos entra por el estómago y la vista, pero recuerden que también entra por nuestros sentidos, intimidad y placer, teniendo esto, lo que sentimos será con mayor intensidad y con más significado.

¡Ojo caballeros! Si entienden nuestros deseos, tendrán un terreno ganado en nuestro corazón.

¡Suerte!

Comparte tu opinión