Netlog

Muchas de ustedes ya han comenzado a recoger el arbolito, los gnomo Joaquín que aprendieron a elaborar con nosotras o las coronas que hicieron en los talleres que dictamos a finales del año pasado. En fin, todas las cosas que colocaste para decorar tu casa en Navidad. Por eso, es el momento perfecto para aprovechar de ordenar y reordenar tus cosas.

Para que tengas éxito en esta tarea, lo primero que debes hacer es organizarte y, si necesitas ayuda, pídela a algún familiar.

La experta en decoración Denise Colhoun señala que “la gente posee demasiadas cosas y no sabe dónde colocarlas”.

Por esa razón, sugiere poner en práctica tres reglas para que la tarea de recoger y organizar sea más fácil:

1.- Desecha todo lo que no necesitas. Lo que no uses, déjalo fuera. Dile adiós y dónalo, has una venta de jardín o bótalo.

Asegura Colhoun que el reto para cada una de nosotras está en reconocer qué podemos conservar o qué debemos desechar. Para hacerlo, sugiere partir del lema: “conserva solo lo que amas y lo que es verdaderamente necesario”.

2.- Guarda las cosas con sentido y lógica. Señala que al tener a la mano las cosas que necesitas y utilizas a diario, encontrarás de inmediato lo que buscas.

3.- El orden es un proceso constante. Para facilitar las cosas, propone la regla de ‘uno entra, uno sale’. Esto quiere decir que “por cada objeto que llevas a tu casa, piensa en desechar alguno”.

Este nuevo orden repercute en el bienestar. “Este orden proporciona un efecto visual de calma. Puedes relajarte si tu casa y tu mesa de trabajo están ordenadas. Esto te facilita la vida en general”, asegura.

Finalmente, recuerda que el orden hay que planificarlo: clasifica, desecha y vuelve a colocar las cosas en su sitio. Se constante y verás que el ambiente en tu hogar serás más fluido y relajado.

Si tu casa está ordenada, vivirás y trabajarás mejor.