Hoy hablaremos de tres desayunos que pueden mejorar los niveles de ansiedad: deliciosos, nutritivos y benéficos para tu salud mental.

Las personas ansiosas suelen comer lo primero que ven en el refri. No lo hacen por gula, ¡no!, este trastorno les genera esa sensación de querer comer siempre, y pocas veces quedan satisfechas.

Por ejemplo, desayunan y a los treinta minutos ya están buscando un snack porque aún no están satisfechas… pero por si fuera poco, esperan el almuerzo para seguir comiendo y así pasan el día.

Entonces, ¿qué desayunos podemos preparar para equilibrar ese estado de ansiedad por las mañanas?

Ansiedad controlada con 3 desayunos nutritivos

  1. Huevo con aguacate

Esta combinación tiene grasas no saturadas y es rica en triptófano, el generador de la serotonina. Por eso es un excelente aliado para mantener el buen humor.

  1. Yogurt natural

El yogurt mejora la salud digestiva, y esto beneficia directamente tu estado de ánimo.

La ansiedad suele tener efectos físicos, como problemas en el estómago, y el yogurt disminuye y equilibra estos malestares.

  1. Fruta con grasas “buenas”

No todas las grasas son iguales y cumplen las mismas funciones, por ejemplo, las grasas buenas ayudan al funcionamiento del cuerpo, y por eso se recomiendan para un desayuno que mejore la estabilidad física y emocional.

Una opción es desayunar con una fruta con crema de avellana o almendra. Así los niveles de azúcar podrán equilibrarse y la ansiedad por producción excesiva de insulina disminuirá.

¿Cuál es el objetivo? Disminuir los niveles de azúcar y harinas refinadas o comidas procesadas.

Si eres una persona ansiosa, evita a toda costa el consumo de cafeína y mantener una buena hidratación, ya que el cuerpo necesita agua para poder realizar todos sus ciclos.

Por último, su puedes incorporar una rutina de ejercicios por las mañanas, será el complemento perfecto para combatir la ansiedad. ¡Inténtalo!



LEER MÁS SOBRE: MENOS ANSIEDAD: COMIDAS QUE TE AYUDARÁN

Comparte tu opinión