Complace a tu bebé desde la pancita y mata esos famosos y, en ocasiones, curiosos antojos que nos da a toda madre en el maravilloso proceso de embarazo.

Como sabemos, estos antojos forman parte del embarazo y le da a la mayoría de las mujeres durante estos meses.

Según estudios realizados, un 85% de las embarazadas afirman que se les antoja una comida en específico y, en la mayoría de los casos, rompen con todo el menú balanceado que toda mujer debe mantener es esta etapa.

Según historias y anécdotas,  sabemos que hay dulces, salados, ácidos, picantes o esos alocados antojos que muchos no entienden, como por ejemplo, una rica tarta de fresa con una aceituna de guinda.


Causas que originan el antojo durante el embarazo:

Según Elizabeth Somer, autora de Nutrition for a Healthy Pregnancy (Nutrición para un embarazo saludable), estos antojos son el reflejo del gran cambio hormonal que sufre la mujer durante el proceso de embarazo.

En este sentido, Somer explica que “pueden tener un impacto muy poderoso en sus sentidos del gusto y el olfato”.

Los expertos en la materia afirman que hay que mostrar atención a todos esos antojos durante el embarazo, apartando a esos que no sean saludables para la madre y para el bebé.

Existen casos que a las mujeres embarazadas les da por comer jabón azul o perrarina, etc. Se debería vigilar este tipo de antojos, no sabes qué reacciones pueda dar tu organismo.

«La mayoría de los antojos y rechazos por ciertos alimentos son más interesantes que serios y en general se pueden satisfacer, aunque con moderación», dice Somer.

Consejos para disminuir los antojos:

Para reducir estas ráfagas de antojos es aconsejable que desayunes todos los días en un horario determinado. De lo contrario, los antojos aumentarán a gran escala.

Hacer ejercicio es otro consejo que no debes pasar por alto. Es importante que camines y le des como mínimo dos vueltas a la redoma, esto además de reducir estrés, te beneficia emocionalmente.

«Las emociones que acompañan al embarazo pueden hacer que quieras usar la comida para calmarte, cuando en realidad lo que necesitas es un abrazo», añade Somer.

LEER MÁS SOBRE: ANTIDEPRESIVOS: ¿SEGUROS DURANTE EL EMBARAZO?

Comparte tu opinión