baños espirituales

Baños espirituales… ¿y eso qué es?

Quizá comenzó en los setentas, con el movimiento hippie, la búsqueda por las conexiones con la madre tierra, con los seres y las espirituales. En esta búsqueda comenzamos a ver que somos energía y a enfocarnos en ella. ¿Qué transmitimos, qué jalamos, con qué estamos quedándonos y qué necesitamos desechar?

Creo que sí somos seres espirituales y energéticos, que estamos conectados y aunque suene a meme de Twitter, podemos vibrar a ciertas… digamos alturas. El agua es un limpiador por excelencia y no solo de la suciedad, también de las energías, ¿a poco no has escuchado que un baño «calma» y relaja?

Aquí es donde empezamos a relacionar el título del artículo con conceptos que ya conocemos.

«Los baños espirituales te pueden ayudar a estar en armonía y a neutralizar las energías negativas que se acumulan en tu cuerpo con el paso de los días», nos comenta la agencia de la terapeuta holística Sandra Elisa “Panterita” Roch.

¿Para qué se usan los baños espirituales?

«Los baños espirituales se usan para limpiar la suciedad energética o las malas vibras del cuerpo y el aura, y al mismo tiempo se le pide al universo cambiar lo que consideras que necesitas transformar en ti para recibir energía positiva», y antes de que te imagines danzando bajo la Luna -que no es una mala idea si estás en la montaña o en el mar… sola- estos baños se pueden hacer en tu casa.

Básicamente necesitas agua caliente, ingredientes naturales y energéticos, como hierbas, plantas y flores. Lo ideal es tener una tina y poner las hierbas y demás en el agua y darte minutos de paz y relajación, pero la verdad es que en México no acostumbramos tener este tipo de baño, por lo que podemos hacerlo en la ducha. Para hacerlo así, vas a poner todo en el agua, dejar que repose un poco y después darte el último enjuague con ella.

Si quieres complementar el ambiente, puedes poner música con mantras o cánticos relajantes, incienso, velas y cuarzos.

hierbas para baños espirituales
Foto de Content Pixie para Unsplash

Tipos de baños espirituales

Según Panterita, estos son los más comunes:

  1. Baño para abrir caminos: Se realizan cuando sentimos que algo nos impide avanzar. Para hacerlo se hierve ruda, laurel, romero y 7 flores blancas y se dejan enfriar. Posteriormente se agrega la mezcla al agua de la bañera. También puedes usar esta mezcla para limpiar tu casa siempre en dirección a la puerta principal.
  2. Baño para la facilidad en la vida: Lo deben realizar quienes se sientan bloqueos o que todas las cosas salen mal en la vida y necesitan un camino más fácil. Deben colocar 3 cucharadas de miel de abeja, 3 cucharadas de miel de maple y 3 cucharadas de azúcar. Se revuelven y se hierven los ingredientes y se dejan reposar.
  3. Baño para la limpieza espiritual: Quienes quieren cortar negatividad en su contra (habladurías mal de ojo, envidias, rivalidades, energía tóxica, etc.) Se debe hervir 7 limones, 1 cucharada de miel de abeja, una cucharada de azúcar, y de 2 a 3 litros de agua.  posteriormente se debe mezclar todo con el agua de la bañera.
  4. Baño para la prosperidad: Ideal para quienes buscan ayuda económica. Se debe llenar la bañera con agua tibia y añadir la cáscara de tres naranjas, una cucharada de anís estrella, los pétalos de 3 flores amarillas y una rama de canela.
  5. Baño para atraer la buena suerte: Ayuda a que se tenga más suerte y éxito en tu vida.  Un manojo de manzanilla fresca, una cucharada de miel de abeja, una rama de canela y una naranja. Hay que poner a hervir los ingredientes y activar nuestro baño antes de usarlo.

Recomendaciones:

«Es muy importante que los baños sean activados al final de su preparación para que no sea una receta de cocina, sino que realmente surja efecto, para hacerlo se debe tomar la preparación entre las manos decir nuestro nombre 3 veces y con la energía del corazón decir nuestra intención y si resuena contigo hacer una oración», afirma Panterita.

«Si te es posible no te seques inmediatamente, para dejar que tu piel absorba los ingredientes, después de 5 a 10 min puedes limpiarte la preparación y secarte como normalmente lo haces. Si utilizas cítricos, es importante limpiarte u enjuagarte bien antes de salir al sol, para evitar que la piel se manche,» finaliza.

¿Qué dices, lo intentarías? Yo creo que al menos, nuestra piel quedará tersa y oliendo delicioso.

Aquí encuentras a Panterita:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos @KENArevista!

Acompáñanos en nuestras redes sociales y no te pierdas ninguna nota de KENA.