Definitivamente la salud mental es un tema importantísimo. Con esto no se juega chicas, debemos estar atentas y más cuando una persona es diagnosticada con cáncer. ¿Cómo lidiar con la salud mental ante tal enfermedad?

Para nadie es un secreto que el cáncer afecta en la vida de la persona, comenzando desde:

  • Sobrellevar los síntomas físicos
  • Preocuparse sobre el futuro
  • Estrés de las decisiones que debe tomar
  • Cambios en la rutina diaria
  • Preocupaciones financieras
  • Separación de amigos y familia

Puede ser fácil olvidarse de la salud mental cuando el foco está en las necesidades médicas inmediatas. Sin embargo, incluso los pacientes y las familias que lo están sobrellevando bien pueden beneficiarse de los recursos para apoyar la salud mental cuando enfrentan los desafíos del cáncer.

MIRA ESTO: ENTRENA TU SALUD MENTAL: HÁBITOS DIARIOS
Foto de Cottombro en Pexels

Foto de Cottombro en Pexels

¿Cómo podemos cuidar la salud mental en pleno proceso oncológico?

La doctora Marilyn Dilluvio, psicóloga, colegiada en el colegio de psicólogos de Tenerife, comenta que el apoyo de la salud mental puede venir de una variedad de recursos, entre ellos:

  • Su equipo médico y entender la información que se le suministra es sumamente importante, ya que lo ideal es que sus médicos y enfermeros  pueden ayudarlo a saber el ciclo de la enfermedad, gravedad así como sintomatología emocional o comportamientos más comunes.

“También pueden ayudar a identificar cuándo las preocupaciones de salud mental pueden deberse a un problema físico o medicamento. Así como ofrecerle los servicios de salud para que estén al alcance del paciente”, puntualizo la doctora Dilluvio.

  • Grupos de apoyo de familiares o personas con cáncer: depende de la persona si quiere aprovechar esta herramienta que es potente en cuanto la expresión emocional, es un recurso valioso tanto para familiares y el paciente; recordando que en este momento los grupos online están teniendo un gran auge.
  • Amigos y familia: Dilluvio asegura que mantener conexiones con el hogar puede ser difícil durante el tratamiento, pero seguir en contacto con amigos y familia es importante. Estas relaciones ayudan a dar una sensación de normalidad. Ofrecen una red de apoyo que continuará después de que termine el tratamiento y son factores protectores que no debemos descartar.
  • Apoyo espiritual: Los recursos basados en la fe son una fuente de apoyo importante para muchas familias. Pueden ofrecer esperanza y fortaleza, lo que promueve la resiliencia y resistencia.
  • Profesionales de salud mental, ella enfatiza que no por ser el último es menos importante. Es un recurso potente, ya que pueden haber días en que siente que lleva la situación bastante bien, pero puede haber días en que siente que no puede soportar ni una cosa más, así que el apoyo psicológico es fundamental.

“Este apoyo es clave para cuidadores también, no los olvidemos, ya que son los que soportan muchas veces las cargas emocionales del paciente enfermo.” Señaló Dilluvio.

Además, explica que con apoyo psicoterapéutico se pusiesen realizar actividades que ayudan a mejorar la calidad de vida, aquellas basadas en técnicas de respiración, concientización de lo que estamos viviendo, acercamiento a sensaciones agradables, trabajar en perspectiva y visualizaciones positivas, conectarse y elegir vivir cada momento.

Este último, “el vivir” es clave, porque son enfermedades que tocan una fibra muy delgada y de sentirse al borde o a un paso de la muerte, las ideas de duelo y pérdida se trabajan en psicoterapia, así como la historia de vida que ha acompañado al paciente, con la finalidad de afrontar y sobrellevar mejor las situaciones.



MIRA ESTE POST: ¿LA CUARENTENA PODRÍA TENER RIESGOS PARA TU SALUD MENTAL Y EMOCIONAL?


Síguenos en redes sociales como @KENArevista: