Hasta siempre

Sé que hablo en nombre de todos: el mundo editorial está de luto.

El último recuerdo que tengo de Alex Méndez es un momento de solidaridad, cosa que no sorprenderá a nadie que lo haya conocido. Nuestro querido Alex es, para mí y para muchas editoras, el pionero en maquillaje editorial. Y no que fuera el primero en maquillar para fotos de revistas, pero sí el primero en darnos una calidad que nada envidiaba a publicaciones internacionales. Como editora de belleza varios años, sé que el boom de producciones nacionales de fotografía de belleza no habría comenzado si no hubiéramos tenido en nuestras filas a un verdadero artista, perfeccionista, amante y apasionado de cada uno de sus trazos. Pinceladas que tomaron matices aún más brillantes con su sonrisa tímida y su nobleza incondicional.

Hace algunos meses, durante el relanzamiento de Kena, Alex fue una pieza clave, maquilló para nuestra primera sesión de moda e hizo posible una experiencia de belleza para nuestras invitadas que asistieron a la serie de eventos que ofrecimos para celebrar nuestro regreso. Recuerdo que a pesar de fuertes inconvenientes personales en su vida, que le impedían acompañarnos esos días, al explicarle lo importante que era para mí tenerlo a nuestro lado, él solo me miró fijamente, me regaló esa sonrisa que le salía del alma, y me dijo que ahí estaría, que no podría fallarme.

Así te recuerdo mi Alex: solidario, bondadoso y bonachón, cariñoso, profesional, artístico, de trazos tan limpios como tu alma.

Vuela libre,

Te queremos

Cristina Rey

Editora en jefe.

Comparte tu opinión