Estamos a muy pocos días de celebrar otro año de nuestra independencia como país y que mejor manera de festejar que con un buen vino de gran tradición mexicana.

Château Domecq es un emblema de la vitivinicultura mexicana, quién fue reconocido en el Concurso Mundial de Bruselas 2016 por sus vinos Château Domecq Tinto y Château Domecq Blanco, quienes fueron premiados con medalla de plata durante el mayor escaparate de la diversidad vitivinícola en el mundo.

Desde hace más de 30 años, Château Domecq ha sido el aliado de la comida mexicana e internacional; conservando su elegancia, tradición y constancia en calidad. Su particularidad está en que es un vino que pueden degustar tanto principiantes como expertos.

vino3

Château Domecq Tinto

vino

Château Domecq Blanco

Fue en el año 2005 cuando Pernod Ricard adquirió la bodega de Casa Pedro Domecq, ubicada en el Valle de Guadalupe, Ensenada, B.C., un lugar reconocido por su suelo y clima privilegiado para el cultivo de la vid. Con más de 3 siglos de historia, Bodegas Domecq sigue elaborando y produciendo grandes vinos que a lo largo de muchos años, han sido galardonados mundialmente.

El Concurso Mundial de Bruselas no fue el único testigo de la calidad de estos vinos. Los reconocimientos siguen para los vinos de Bodegas Domecq. Recientemente, Château Domecq Blanco y Reserva Real recibieron la mención Commended por parte de Decanter, con su cosecha 2012.

Las cosechas reconocidas de Chateau Domecq y Reserva Real las podrás encontrar en una gran variedad de puntos de venta. Entre ellos, Chedraui, City Market, Sam’s, Palacio de Hierro, Liverpool, Soriana, HEB, La Europea y Bodegas A.

Comparte tu opinión