Hay momentos que nos invade la flojera, nos quedamos en ese punto neutral donde no queremos mover ni un pie y queremos dejar todo para mañana, ¿te pasa? Mira estos tres tips que cambiarán tu vida. ¡Serás una mujer mucho más activa!

Si estás pasando por eso, pues es momento que leas este post y pongas en práctica estos consejos que te ayudarán a organizar tu vida  sin flojera ni pesadez.  

ESTE POST TE PUEDE INTERESAR ⇒ APUNTES IMPECABLES,¡COLORIDOS Y BELLÍSIMOS!

Pero antes de empezar, necesito que sepas el significado real de la procrastinación ¿la sabes?

Procrastinar consiste en posponer tareas, deberes y responsabilidades por otras actividades que suelen ser más divertidas pero no son tan importantes como crees. Ejemplo actual, redes sociales, series etc…
Procrastinar siempre, no es bueno, así que deja esas actividades porque al final puede generarte altos niveles de estrés y ansiedad.

¡Adiós flojera- adiós procrastinación!

Crea un horario para hacer tus cosas 

Para dejar de procrastinar es importante que cumplas con todos tus deberes y para esto no hay nada mejor que crear un horario donde puedas pautar todas las cosas pendiente por día y por hora.

Esta es la mejor manera de motivación que puedas tener para lograr tus objetivos. Además  mujer organizada vale por mil, sé parte de esta mitad.

Consejo para crear tu horario: saber cuánto tiempo quieres hacer cada actividad por día, a qué hora lo harás, en cuánto tiempo planeas terminar y qué actividades son más importantes que otras. De esta manera podremos organizarnos de forma efectiva.

Incentivos a corto plazo

Los proyectos y planes a corto plazo son motivadores puntuales para poder dejar de procrastinar y dejar la flojera a un lado. Por ejemplo, si tienes planificado hacer una limpieza profunda en tu casa, cambiar la posición delos muebles y pintar, pues incluye esa actividad en tu horario y logra este incentivo en tiempo récord.

Si eliges proyectos a largo plazo, no servirá de mucho, la motivación no será la misma y el deseo de procrastinar aumentará. ¡Enfócate en el ahora más inmediato!

Cambia de ambiente de vez en vez 

Si bien es cierto, la rutina nos agobia y estar siempre en el mismo espacio, con la misma gente y las mismas obligaciones ¡can-sa! Entonces, cambiar de ambiente de vez en cuando ayudará mucho a evitar perder tiempo en cosas superfluas y recargar las baterías.

No es necesario que te vayas muy lejos (que también es buen plan) pero por ejemplo, si trabajas desde casa y siempre estas en tu oficinita «home», pudieras trabajar un día en la sala, en el balcón o el el patio al aire libre. Esto te hará proyectar mejor las cosas pendientes y podrás tener mejores ideas y planes por hacer. ¡Así se evita la procrastinación! 



MIRA ESTE TEMA ⇒ KIT DE ORGANIZACIÓN PARA LA OFICINA… ¡Y PAR LA VIDA!

Comparte tu opinión