El aprendiz de Tom Ford, Christopher Bailey, será sustituido por Marco Gobbetti en las funciones ejercidas como CEO, y pasa a ser el presidente de la prestigiosa casa de modas de Burberry.

Business Off Fashion confirmó el ascenso de Bailey. Este ascenso se debe tanto la experiencia del diseñador, quien trabajó 5 años en Gucci, como al reconocimiento por su trabajo con la marca inglesa Burberry, cuya imagen mejoró.

Con el ascenso de Bailey, la casa de modas busca mantener el equilibrio entre los negocios y la creatividad. De esta forma el diseñador inglés estará enfocado en la parte creativa, supervisando muy de cerca cada uno de los elementos que componen esta marca.

En el comunicado oficial de la marca Bailey expresó: «Estoy muy contento por la incorporación de Marco Gobbetti como CEO y como socio. Su llegada aporta una experiencia increíble y habilidades en el sector del lujo y retail. Eso es algo muy valioso para nosotros. A título personal, sé que vamos a disfrutar de esta colaboración, lo que me hace emocionarme por nuestro futuro en Burberry».

Sin embargo, el anuncio del ascenso de Bailey aparece entre muchas críticas por parte de los inversores de la gestión de este, por las pérdidas de la marca en los mercados de Hong Kong y China. Incluso la compañía anunció simultáneamente la sustitución de la directora financiera Carol Fairweather por Julie Brown.

Bailey es maestro en la integración de estrategias digitales en la moda. Los desfiles en streaming y la actividad en las redes sociales son parte fundamental de su actividad en cualquier firma.

 

Comparte tu opinión