Después de un tiempo descubres que tu hermoso gato te da alergia y no sabes cómo sobrellevar la situación, hoy tenemos algunas medidas para manejar la alergia a los gatos.

¿Cómo convivir con un gato y huirle a la alergia?

Este tipo de alergia es más común de lo que creías: estornudos, rinitis, sarpullidos y hasta los ojitos irritados son síntomas típicos de este padecer.

Médicos alergólogos  indican que esta alergia se produce por un déficit en una proteína (Fel D1) “que la piel del gato libera con caspa” la cual suele expandirse por el resto de cuerpo a través de sus cariñosas lamidas.

Sin embargo, no todas las alergias a los gatos llegan al mismo nivel de desarrollo, unas suelen ser más leves y otras se tornan más desesperantes. ¿Cuál sientes tú?

La buena noticia es que sí puede controlarse, en algunos casos, los dueños en ocasiones perciben la desaparición total de estos síntomas tras haber convivido con el animalito al menos dos semanas.

Alergia asmática

A pesar de que estas alergias son inofensivas, existe una llamada “alergia de tipo asmático” donde los médicos particulares o veterinarios recomiendan no convivir más con el gatito. Aunque sea doloroso hay que hacerlo, de lo contrario podríamos poner nuestra salud en riesgo.

Si te estás preguntando, ¿cómo puedo darle un parado a la alergia? Hay tips que te podrían ayudar. Es la buena noticia que no te separará e tu mascota.

Consejos para evitar la alergia a los gatos:

  • Si te apasionan y quieres adoptar uno, procura que su pelaje sea corto. Por ejemplo, los llamados “gatos egipcios” o Bengalí son las mejores razas.
  • Las gatas producen menos alergias que los machos. ¡Elige una gatita!
  • Los gatos al ser castrados, tienen menos posibilidades de producir alergia, si tienes la posibilidad de adquirir uno bajo estas circunstancias es una excelente idea.
  • Cepilla su pelo consecutivamente y aplícale crema hidratante una vez por semana, esto detendrá la caída del pelaje y en consecuencia, no tendrás que andar por la casa de estornudo en estornudo.
  • Mantén tu casa siempre limpia y si tienes alfombras, procura aspirarlas una vez por semanas para evitar la acumulación de pelos de gatos.
  • Cada vez que juegues o acaricies a tu gatito, lávate las manos o coloca antibacterial, esto te ayudará muchísimo a evitar síntomas irregulares y molestosos.

 

LEER MÁS SOBRE: MASCOTAS Y SU CUIDADO: APLICACIONES QUE TE AYUDARÁN

Comparte tu opinión