Descubre todo lo que necesitas saber sobre las manchas del rostro y la manera de desaparecerlas de forma casera, haciéndote lucir una piel fresca y rejuvenecida sin importar la  edad que tengas.

Si te has fijado, con el paso de los años, la piel va sufriendo cambios y, con ello, todas esas manchas que tenías en el rostro se han ido oscureciendo o creciendo de forma progresiva.

En mucho casos, aparecen de forma inexplicable, generando angustia por el mal aspecto que da estas desagradables manchas.

Manchas del hígado

Manchas del hígado

Todo lo que necesitas saber de las manchas del hígado:

Estas “manchas por la edad” se conocen científicamente como “lentigos solares” o “manchas del hígado”.

Su anatomía son, por lo general, chatas y de color marrón o negro, de diferentes tamaños, desmejorando la apariencia del rostro y en otras partes del cuerpo.

Aparecen frecuentemente en la cara, en el cuello y en el dorso de las manos y, en otros casos, en la espalda, hombros y pies.

No generan ningún tipo de molestia o dolor en la zona, pero hay médicos que en algunos casos prefieren hacer exámenes médicos o biopsias para descartar la existencia de alguna célula cancerígena.

Según estudios científicos, se determinó que estas manchas del hígado aparecen en personas que ya han cumplido los 50 años de edad y su causa aparente es por la excesiva exposición a los rayos ultravioleta.

En otros casos, las enfermedades crónicas, el envejecimiento y una dieta no eficiente son factores que activan la aparición de estas indeseables manchas.

Manchas por la edad

Manchas por la edad

Trucos caseros para desaparecer las manchas del hígado:

  • Jugo de limón: el ácido cítrico y los antioxidantes son componentes que conviertan al limón en uno de los mejores antimanchas naturales.

Moja un algodón en el jugo de limón y frota por la zona afectada. Deja por 20 minutos aproximadamente, que actúe y retira con agua fría.

Es recomendable que lo hagas de noche todos los días, notarás el cambio radical.

  • Suero de leche: el ácido que contiene este elemento te aliviará este dolor de cabeza, desapareciendo como por arte de magia estas fastidiosas manchas.

Asegúrate que, antes de aplicarte el suero de leche, la zona esté bien limpia, aplica el producto con un algodón o gasa y duerme tranquilamente con ella toda la noche. Repite esto todos los días, por dos semanas.

  • Agua oxigenada: no puede faltar en tu botiquín casero. Empapa un algodón y pásalo encima de la zona todas las noches antes de irte a descansar, sin enjuagar.

Sólo inténtalo por 15 días y te sentirás una mujer segura y libre de manchas.

LEER MÁS SOBRE: PON EN PRÁCTICA ESTOS BENEFICIOS DEL BICARBONATO DE SODIO

Todos los remedios caseros dan soluciones eficaces y libres de posibles consecuencias letales. Solo necesitas ser prudente y constante para obtener los resultados deseados.