El equipo de franceses queseros de “Sabor y carácter” nos revelan cómo maridar la miel con los quesos. Nosotros, les creemos…

¿Qué quesos usar?

Para maridar la miel con los quesos se recomiendan los quesos azules. Este tipo de quesos se pueden elaborar con leche cruda de vaca, oveja, cabra o mezclas. Casi no tienen corteza, su superficie es untuosa y blanda como el contenido en su interior. En su madurez presenta un color verde-azulado y se caracteriza por tener un olor intenso, además de un sabor fuerte y picante.

El sabor ácido y lácteo del queso combina particularmente bien con sabores dulces, como la miel, que es un buen acompañante de los quesos azules, realzando su potente sabor, pero si gustas, también puedes cambiar por ate o membrillo. El contraste de sabores que ofrece es muy agradable al paladar.

TABLA DE QUESOS

Los expertos recomiendan agregar a la tabla de queso higos y nueces. Para la presentación de esta tabla, puedes rociar la miel sobre el plato, para que así el queso entre en contacto con la miel y todos los pedazos contengan un poco, o bien en un recipiente para que puedan mojar el queso en la miel a su gusto. Particularmente preferimos que la miel esté líquida, pues nos parece más agradable al gusto y se integra mejor con el queso.

Los quesos se deben servir siempre a temperatura ambiente, sacándolos de la nevera aproximadamente media hora de degustarlos antes para que se atemperen, a excepción de los quesos frescos que se sirven fríos.

Marche Dumas: Alejandro Dumas 125, Polanco.

Comparte tu opinión