En tiempos de cuarentena, los niños como el resto de la familia, pasan más tiempo conectados. Son mas vulnerables al asecho de los Groomers. La responsabilidad en el manejo de las redes comienza desde tu hogar

Internet Grooming es el término que se utiliza para definir a una persona que utiliza la confianza y las conexiones emocionales con los niños, para llevarlos a situaciones en las que se encuentran vulnerables y abusar de ellos sexualmente. Ocurre mayormente a través de las redes sociales y con frecuencia cuando los niños NO tienen supervisión y control parental en el uso de sus equipos tecnológicos. Sí, el abuso sexual puede generarse a través de una computadora

Los casos más comunes, ocurren con personas que son cercanas a la familia y la edad en la que los niños son más vulnerables es entre los 11 y 15 años.

El Abuso en Internet es un hecho 

Los groomers (persona que quiere hacer daño al menor) se hacen pasar por amigos y a través de las redes sociales, se acercan de manera afectiva.  El sujeto logra establecer relaciones de confianza, con obsequios ( tarjetas de regalo, puntos en videojuegos…) y secretos en su discurso.  Busca premiar de alguna forma a los niños y una vez que tiene ganada su confianza, hacerles daño.  

Detectar a una persona que quiere dañar a nuestros hijos haciéndose pasar por amigo o por alguien confiable no es sencillo, generalmente son individuos que aparentan lo que en realidad no son.  Recurren a las emociones; buscan el momento en el que un joven se siente solo y desprotegido y de alguna forma se convierten en alguien más confiable para el niño que sus padres, es allí donde debemos encender las alarmas, sin volvernos paranoicos.

Pensamos que no es posible que ocurra un hecho de abuso sexual a través de la computadora, pero recordemos que la identidad de nuestros hijos está expuesta en las redes tal como si estuvieran en la calle. Es por eso que debemos mantener nuestros métodos de supervisión y de control, desde el amor y la comprensión, respetando sus espacios. No dejarías que tu hija de 13 años se quede en una fiesta hasta las 3 de la mañana en pijama, ¿cierto? Piénsalo bien cuando le permitas irse a dormir con su celular.  Las redes son una ventana al mundo. 

¿Cómo evitar el grooming? 

  • Si tus hijos tienen edad para el uso de las redes sociales crea una estrategia de supervisión, lo primero es mantener la confianza y la buena relación: conectar con ellos. Recuerda que la edad adecuada es a partir de los 11 años y no antes. 
  • Usa el control parental para bloquear el acceso a contenido para adultos, muchas veces el groomer comparte contenido inapropiado y tus hijos lo pueden ver porque no está bloqueado en el computador de casa. Es recomendable que el computador que usan tus hijos esté ubicado en la sala, cocina, estudio o lugar común, jamás en su habitación. 
  • Si usa dispositivo móvil, bien sea tableta o celular asegúrate de que tus hijos tengan la edad apropiada, la madurez y responsabilidad y de no ser así prolonga el uso de estos equipos, no tengas miedo, nada va a pasar por esperar un año más para que tu hijo tenga su propio móvil. Una vez que lo tenga, da el ejemplo, no lleves el celular a la cama ni mucho menos lo permitas.  Pon horario y trata de tener acceso a su contenido.
  • Procura conocer a todas las personas con las que se relacionan, docentes, amigos, guías, entrenadores y siempre hazles saber que si se encuentran en peligro la única persona que los puede ayudar eres tú.

Definitivamente los valores y la educación que compartas en el hogar son básicos para generarle a tus hijos un piso sólido. Gana su confianza y comparte sus inquietudes, háblales sin tabúes sobre lo que sucede, tanto en la calle como a través de internet.  De esta forma ellos tendrán mas conocimiento, para poder darse cuenta de cuando alguien se les acerque con otras intenciones.

Los groomers buscan adolescentes y niños como víctimas

Comparte tu opinión