Banner-Kena-Horoscopos-2021-Descarga-Revista

No cuestiones la hiperactividad de tu hijo y déjalo ser. Lo que seguramente desconoces es que en varias ocasiones, mientras más revoltoso, intranquilo y tremendo sea tu bebé, más feliz es.

Especialistas en pediatría afirman que cuando un niño es retraído, no se desenvuelve como debería hacerlo uno de su edad. Seguramente sus emociones están siendo afectadas por algo. ¡Estudia el comportamiento de tu bebé!

“Es fundamental que los niños aprendan a identificar y expresar sus emociones. Esto se puede conseguir a través del juego, al igual que con una correcta sociabilización, consiguiendo en los niños una mayor sensación de felicidad y bienestar”, explica en un comunicado Sonia Pérez, responsable de contenidos pedagógicos y miembro del Comité de Expertos de Imaginarium.

Por este motivo, es importante que como madre, dejes que tu hijo desarrolle sus actitudes, sin amoldarlo a tu forma de ser, a tu forma de pensar, de actuar y hasta de hablar.

Sin embargo todo tiene un límite, y precisamente en ese límite es donde tienes que hacer valer tus funciones y autoridad como madre. Acepta que tu hijo se desenvuelva, pero que nunca pase la raya de la mala educación o lo indebido.

¡Los niños no son adultos!- y es lo más normal del mundo que se comporten como tal.

¿Qué significa cada uno de estos comportamientos?

  • El llanto: si esto sucede es porque realmente algo está sucediendo y por más que creas que el problema es invisible, para tu bebé no. Por lo tanto es importante que desaparezcas de tus frases favoritas: “cálmate, no es para tanto”, “deja de llorar”, “lloras por todo.”

Los expertos aconsejan que lo primordial ante estos casos es mostrar tu apoyo incondicional y no hacer que tu hijo se sienta sólo ante el rechazo de la persona más importante para él: su mamá.

“Esto es fundamental para un correcto desarrollo cognitivo, influyendo en su comportamiento por el resto de su infancia,” explican los especialistas de Imaginarium.

  • Inquietud: si tu hijo se mueve, brinca, salta y corre cuando está fuera de casa, puede resultarte incómodo, puedes establecer un diálogo abierto con él. Es importante que él te diga qué es lo que le atrae del lugar, y que lo motiva a estar tan inquieto. Recuerda que ellos siempre exploran su entorno y actúan en base a lo que les transmite el espacio o las personas. Quizá simplemente está feliz y disfrutando. En este sentido es primordial que cuente siempre contigo y puedas hacerte su cómplice, para que aprendas de él, y entiendas cómo canalizar su comportamiento y hacerlo feliz, más no imprudente (en caso de que eso suceda, claro).
  • Alegría: no hay nada más reconfortante que ver a tu hijo feliz ¿cierto?- eso te hace sentir que estás haciendo bien tus labores de súper mamá.

Es importante no involucrar al niño en expresiones negativas, que puedan causar frustraciones o daños en el proceso de crecimiento.

Expertos aseguran que la libertad en los niños es muy importante: “ya tendrán mayores responsabilidades, mientras tanto tú como mamá eres la responsable de que tu hijo disfrute la niñez como debe ser.”

 

LEER MÁS SOBRE: DÍA MUNDIAL DEL HIJO DE EN MEDIO: 5 CONSEJOS PARA CRIARLOS FELICES

 

Comparte tu opinión